Menorca: Descubriendo su lado DOG friendly

Brisa mediterránea, noches vestidas por el tintineo de las velas. Bajo las estrellas, los barcos del puerto duermen. Estamos en Mahón, donde el ritmo es sosegado, los banquetes de mar y de tierra son memorables y la naturaleza, en estado salvaje, hacen de ella uno de mis sitios preferidos.

Navegando en Menorca.

Después de haber veraneado durante años en Menorca, por mar y por tierra, lo salvaje y rural siguen manteniéndose imperturbables, quizás como cuando llegó en el siglo XIX el archiduque Luis Salvador de Austria, un gran conocedor de la isla. Parece que la isla ha dado la espalda a la modernidad.

En esta oportunidad, viajé con Eros en Vueling para descubrir los únicos sitios dog friendly de Mahón y sus alrededores (abiertos todo el año). La isla no es tan amigable con los perros, existen prohibiciones y sus gentes aun no están habituadas a ellos fuera del campo. Con puntería, hemos dado con los sitios donde Eros y yo pudimos estar a gusto.

Hay lugares que conocemos incluso antes de llegar a ellos, como si los hubiésemos soñado o pertenecieran a nuestra imaginación.
Carlos Garrido.

Juntos en la cabina de Vueling.

Elegí un hotel con identidad propia. En una de las ventanas de la fachada las palabras del escritor Carlos Garrido invitan a entrar al Jardí de Ses Bruixes, así de mágico es éste hotel. Tiene mucho charm, ideal para descansar y como punto de partida de muchos programas. Está ubicado en pleno casco antiguo, admite mascotas y es el único de su categoría en toda la isla. Fue inaugurado en verano del año pasado. Es una estupenda casa señorial (1811) reformada íntegramente por Anja Sánchez Rodrigo Wickers, su directora, y Nando Pons Vidal, arquitecto, quienes han sabido respetar su valor histórico.

El hotel cuenta con ocho habitaciones distintas. Al entrar en la nuestra (nº6), como los perros son los nuevos protagonistas de los viajes, Eros tenía su cama y los platos para la comida y el agua. Le di sus juguetes Kong, los mejores del mundo, para que se entretuviera mientras desempacaba. Los cuartos y baños son amplios y luminosos. Están decorados con obras del pintor menorquín Francesc Florti Nin, que pinta impactantes imágenes cargadas de lenguaje poético y figurativo. Disponen de chimenea, té y café facilities y amenities orgánicos.

Gracias a sus colchones de hogar y a las sabanas Basols 1790, la mejor calidad de sueño está garantizada. Dormí muy bien. El desayuno es servido a la carta con productos de kilómetro cero, de huerto propio y a cualquier hora en el patio de naranjos, obra de Francesc Femenias Fàbregas, un notable arquitecto modernista. Eros bajó conmigo y tomó también su desayuno. En el mismo espacio su restaurante sirve cocina slow food, abierto al público.

Jardí de ses Bruixes Café.

En definitiva, se trata del mejor hotel de la ciudad y además es el único que admite mascotas. Tienen hasta un entrenador canino, que incluso puede hacer de canguro (15€/ h.), y veterinaria de confianza. A mí no me hizo falta. Eros se portó fenomenal y, como es cachorro, fue la sensación de Mahón. Para los curiosos, ofrece clases con un chef especializado en cocina tradicional de Menorca (tarifa a consultar). Jardí de Ses Bruixes, calle San Fernando 26, tel.: 971 363 166, HD desde 90 €- 270 €. Como opción rural, a 15 minutos de Mahón, esta el Alcaufar Vell Hotel (971 151 874- 669 885 143, Carretera Alcalfar Km 8).

Pipet & Co Café Lab.

En Menorca, las ordenanzas no permiten la entrada a las mascotas en los establecimientos de comidas. De todos modos, los siguientes son más permisivos. A pocos minutos en coche está el restaurante Anakena, de Gonzalo Núñez, un chileno, y la dueña de la editorial jurídica Aranzadi. Es una casa que preserva el ambiente rural, engalanada con cortinas de conchas, buganvillas, orquídeas, laureles. La cocina tiene mucho de Latinoamérica, el ceviche es uno de mis preferidos. La zona de la terraza es perfecta para ir con Eros. Para comer hay varios sitios que he conocido a lo largo de los años pero en esta oportunidad me cautivó uno en especial, Pipet & Co Café Lab, que abrió sus puertas en agosto de 2014. Aquí nos dan las bones tardes, con Eros somos muy bienvenidos. La cocina la regenta Eleonora, autodidacta. He probado toda su carta y es deliciosa. Sus platos son sencillos, frescos, utiliza los mejores insumos y están hechos con cariño. Me quedo con la hamburguesa, la polenta con parmesano y verduras, el queso de Mahón con mermelada, la tarta de chocolate negro, sin harina, con helado de dulce de leche argentino y el merengue con crema y melocotón. El interiorismo es trendy, obra de Miguel, que se hace llamar, carpintero creativo. En la terraza de la plaza, en frente del Portal de San Roc (muralla medieval), se reúne la gente del barrio y lo mejor de la isla. Nosotros lo hacemos en este nuevo reducto de excelente cocina casera (25€ p/p. plaza Bastión, 10. +34 971 366 368). Para merendar también está la Creperie Ma Bretagne con tradicionales crepes y tartas caseras (plaza Colón, 3 €). Come Prima es la nueva apuesta del conocido restaurador y showman, Angelo de Salvo. De la mano del chef Ferdinando Liguori, de Turin, abrió local en una casa de campo piu bella. Vitorina, el carlino del propietario, se pasea a sus anchas por la casa donde se sirve auténtica cocina regional italiana (Camí de Na Ferranda, 3, Llucmaçanes. +34 871 70 15 56. 50€).

PH_ChristianOlivaVelez (7)
La Balear.

Para rememorar los sabores de mi infancia y juventud en la isla, me hago con un desayuno al forn (horno): ensaimadas, croissants, galletas de canela, bizcocho de albaricoques de La Balear. Mare de Déu! Qué rico está todo. Aquí atiende una payesa, de toda la vida, que ama todo lo que hace y te lo vende con sumo cariño (Carrer de Sa Rovellada de Baix, 76. +34 971 36 08). Otro día me tenté en La Única de Can Senyalet (c/ S`Arraval, 170. +34 971 36 23 26), ambas llevan varias décadas ofreciendo la mejor pastelería de Mahón. Eros, el protagonista del viaje, supo estar a la altura y fue alabado por los allí presentes.

Ahora no tenemos barco pero sí una invitación para salir a navegar. Como alternativa, se puede alquilar un menorquín en Llatinaboats (220 € día, con gasolina y pic-nic menorquín incl.) o en Bubbicharter. En la travesía fuimos desde la Bahía de Fornells hasta Cabo Gros, la costa norte es muy linda y es la única Reserva Marina de Menorca. Los días que salimos fondeamos en calas vírgenes como Pregonda, Es Tosqueta, Pudent… Para mí este es el mejor programa, siempre que no haya viento de tramontana <> así lo describe Aitor Castells Sánchez, un músico, compositor y poeta de la isla—. Sin Eros, el domingo fui a la Isla del Rey, nunca había visitado éste sitio histórico. El tour es gratuito a cargo de los voluntarios, que están restaurándolo. Me reuní con ellos en el muelle Fontanillas 08h30. A 3 nudos, cruzamos en cinco minutos a la isla y regresamos a las 11h00 después de haber disfrutado de una sencilla degustación de productos menorquines. Durante el verano, este programa es de pago y se realiza también los jueves, de manera masiva (Yellowcatamarans, 5 €).

En cuanto a las playas, parece sencillo pero las ordenanzas no facilitan el plan. Sus playas son un importante ecosistema natural de alto valor ecológico y muy frágil. No obstante, los perros están permitidos en Calan Fustam (costa sur), durante todo el año, siempre y cuando el animal vaya con correa y bozal (en caso de que pueda morder). Para llegar a Fustam hay que llegar hasta el pueblo Es Migjorn Gran, aparcar y seguir las indicaciones de Cala Escorxada. Después de una hora de senderismo (nivel medio), nos encontramos aislados del mundo; estuvimos solos, un placer. También fuimos a la playa de Binigaus, que permiten el acceso durante la temporada de baño (19h00 hasta las 09h00) siempre que vaya con correa y bozal. Eros fue, es un perro equilibrado y obediente, no necesita llevar bozal. Ambos enclaves vírgenes están a 30″ en coche desde Mahón. Ligeros de peso, llevamos tan solo agua, frutas y el frisbee que nos regaló Animalear.com. Nos divertimos los dos.

All images are under copyright © Christian Oliva-Vélez
Calle Isabel II.

 

Como nos gusta salir a pasear, Mahón es perfecta. Transitan pocos coches. Es una ciudad pequeña, su urbanismo es racional y bello e invita a ser descubierta a pie. Tomando como punto de partida el Jardí de Ses Bruixes, emprendimos el paseo en dirección a la plaza del Príncipe y hasta Isabel II con el siguiente itinerario, que es un recorrido fantástico por la historia de la ciudad. Bajando hacia el recinto amurallado, a la derecha, la iglesia del Carmen, su claustro aloja el mercado donde además sirven tapas y bebidas de producción local, puede que no te permitan pasar con tu perro, inténtalo llevándolo en brazos, a mí no me pusieron inconvenientes. Y mirando al frente y a la derecha, la Casa Mir, arquitectura de inspiración modernista. Al atardecer, contemplamos éste pintoresco rincón tomando un yogur casero de Alaior en la yogurtería de la Plaça del Carme o del Mercat. Continuamos hasta la parroquia de Santa María. Su órgano es una maravilla. Detrás de ella está la Plaza de la Conquista donde hay un mirador con vistas al puerto y, caminado por la calle Cos de Gràcia, pasando por la iglesia de la Concepción, una diminuta iglesia-convento blanca con dos rosetones donde viven tan solo dos monjas de clausura, desembocamos en Isabel II. Caminando sobre adoquines, entre grandes portales, escudos, altas ventanas y balcones, testimonio imperecedero de una época de esplendor, mirando hacia delante, se alza la parroquia de Sant Francesc D´Asís, que acoge el Museu de Menorca (entrada libre y gratuita, sin perro). A su derecha, hay un mirando con una vista panorámica fantástica de parte del puerto, que a propósito, es el mayor puerto natural del Mediterráneo.

All images are under copyright © Christian Oliva-Vélez
Eros con mi primo en el Faro Favarix.

Otro día el paseo fue salvaje. En coche, nos plantamos en 15 minutos en el Faro Favarix. Antes de llegar, está el acceso a dos playas vírgenes, Tortuga (1,2 Km) y Cala Presili (0,3 Km), son dos caminos que se bifurcan. Caminar hasta ellas es un espectáculo inolvidable. Las vistas son magnificas y las playas paradisíacas. En el Faro sentimos el viento y la fuerza del mar, parecía que Eros estaba listo para volar.

Y cómo no iba a montar a caballo. En la isla hay dos itinerarios del Camí de Cavalls más cercanos a Mahón son Mahón-Es Grau y Cala Sant Esteve-Mahón. El reto es dar la vuelta a la isla, con un perro grande y entrenado es un programa alucinante. Eros se tuvo que quedar con mi primo mientras yo montaba. En Menorca Horse Riding, en Camí Verd Km.1 (Es Castell), tiene los mejores caballos de la zona y hacen rutas de grupos reducidos, contactar con Toni 685 532 637 (3 horas, 75 €). El itinerario Es Grau-Favàritx, es uno de los más bonitos ya que este tramo coincide con el parque natural de la Albufera des Grau y también está muy cerca de Mahón. También se puede hacer a pie, los perros están permitidos siempre que vayan con correa.

El deseo de algo inigualable, pero no masificado, hoy es una odisea. Mis preferidos en Menorca son, en el casco antiguo: Joyería Vives, esta prestigiosa casa es la más antigua de la isla (Nou 29). Los diseños de Joan Vives son únicos (a partir de 100 € hasta 15.000 €). A lado esta Jade, aquí encontrarás mobiliario y elementos decorativos traídos de Asia por Ana, que es la mujer del joyero (Nou, 33. +34 971 35 75 75). Para los buscadores de tesoros, en Antigüedades Portal de Mar tienen un planos del puerto del s.XVIII y del s.XIX. Desde el Mar del Norte llegan los productos de cuidado personal bio de L:A Bruket, los descubrí en La Cerería (Isabel II, 2. +34 971 35 25 40). Me llevé un shampoo para perros a base de árbol de te, lima y menta (27 €).

Mangalam.

En el puerto, visitamos a Manuela Chozas. Nos conocimos en la infancia, en Mangalam, su tienda. Manuela viaja varios meses al año a la India y Brasil y trae prendas de calidades excepcionales. No es una hippie cualquiera, creció rodeada de lujo y educada en Suiza, vive en una finca de ensueño y se está construyendo una casa en una playa paradisíaca de Brasil, será vecina de Giselle Bündchen. Esta amante de los perros, me enseña sus pashminas de seda y no me resisto, me llevo una (a partir de 45€, abierto desde Semana Santa hasta finales de sept. +34 971 09 14 48-620 07 64 53).

All images are under copyright © Christian Oliva-Vélez
Paco Camps Gomila en su taller.

Otra visita excepcional fue conocer el trabajo que hace Paco Camps Gomila en su taller de Carrer Andana de Ponent 109. Es el secreto mejor guardado de la isla. Paco, un octogenario que está plena forma, nos recibió en su pintoresco taller donde crea, de sol a sombra y todos los días del año, reproducciones de embarcaciones en madera de abedul a partir de 80€. Por encargo, puedes bautizar tu barco, elegir los colores, te llevarás el mar a casa. Tarda unos 10 días en hacer una barca menorquina. Con Eros dimos un paseo por el puerto que resulta de lo más agradable con la simpatía y la historia de un navegante.

Horno de Sa Botiga de S´uestra.

Lo pagès, aquello que es rural, autóctono, parece algo fácil de encontrar pero no es así. Puedes llevarte a la mesa los mejores productos elaborados de forma artesanal y de las mejores calidades en el Mercado del claustro de la iglesia del Carmen y en Sa Botiga de S´uestra, un supermercado para hacerse asiduo (San Luis, +34 971 150 125). En la entrada está Juan Carlos, junto al horno de leña. Por encargo hace todo tipo de carnes y berenjenas a la menorquina (+34 971 151 959). El aroma es embriagador, Eros hubiera preferido estar suelto. Con unos amigos, caté un Xoriguer de los años 50. Es una ginebra local, su carácter mediterráneo la convierte en una de las más aromáticas (13€ aprox.), su blend es un secreto custodiado por la familia propietaria.

Soprano Maria Camps con Eros.

Con Canguro se pueden hacer otros planes que merecen la pena como son: el Teatro Principal de Mahón (Costa d′en Deia, 40. +34 971 35 56 03) para escuchar a los tenores Joan Pons, Simón Orfila y la soprano Maria Camps o allí donde canten. Contemplar el atardecer desde Cova den Xoroi (Carrer de Sa Cova, 2. +34 971 377 236), ir a cenar a Cap Roig, todo un clásico a 5 km. de la ciudad, en Cala Sa Mesquida, un entorno de pescadores y naturaleza protegida (50 € p/p. +34 971 18 83 83) o también elegir S′Espigó, en el mismo puerto, (50 € p/p. C/ Moll de Llevant, 267. +34 971 36 99 09). En ambos, recomiendo ir vestido elegante sport. Comerás pescado y marisco fresco hecho con sabiduría. Cerca del aeropuerto, en el pueblo de San Clemente, está Es Molin de Foc, un antiguo molino donde ahora se sirven, probablemente, los mejores arroces de la isla con su propia cerveza (+34 971 15 32 22). La Cava del Ars, aquí la oferta es sencilla, tapas, copas, pero entretenida ya que todos los jueves hay concierto de jazz (Plaça del Príncipe, 12. +34 971 351 879).

Como despedida, mis amigos, la familia Parpal (una de las familias más conocidas de la isla), organizaron una comida muy entretenida en su finca. A Eros le encantó el huerto de los anfitriones, el perfume de las higueras me hace perder la cabeza y parece que a él también le gusta.

Hablando de fincas, pensando en los que tienen perro grande, no equilibrado o varios y que también buscan aun más intimidad que en el Jardí de Ses Bruixes, para ellos, mi recomendación es recurrir a Victoria Cancel (cancelvictoria@gmail.com), tiene las mejores propiedades de la isla como la Villa Binissaida en Castells (6.000 €, 15 días).

Después de éstas primeras vacaciones con Eros, estamos más unidos, es el compañero perfecto para viajar. Y, sin lugar a dudas, repetiremos.

All images are under copyright © Christian Oliva-VélezConfidencias ALFA
Al igual que ocurre con las maletas, al año se pierden unas 5.000 mascotas en los aeropuertos. Mis consejos: Vueling es pet friendly, hasta 8 kg. puedes llevar a tu perro en cabina dentro de un transportin. Debe estar identificado con su microchip. Documentación: al facturar te pedirán su pasaporte. Los artículos 16 al 20 de la Ordenanza Municipal de Uso y Aprovechamiento de Playas establecen: Se prohíbe, con carácter general, la circulación y permanencia de cualquier tipo de animal en la playa durante la temporada de baño (del 1 de mayo al 31 de octubre y las multas son de 600 €). Para más información: Fundació Destí Menorca