RECOVERY con extractos naturales

Con Eros recorremos largas distancias por playas, campos, montañas y ciudades, una parte de los cuidados de mi piel se los confío a Olivolea, una firma de cremas naturales.

Olivolea es una fórmula cosmética con extractos naturales de origen vegetal especialmente pensada para proteger y cuidar las pieles más delicadas. Con un aceite sublime he desarrollado una cosmética efectiva y de excelentes propiedades sensoriales. Belén Castro, creadora de Olivolea.


La farmacéutica Belén Castro (Granada, 1972) afirma que la piel es la primera barrera frente a cualquier agresión externa, proporciona la protección necesaria ante los contaminantes ambientales y la radiación ultravioleta. Asimismo, esta especialista en dermocosmética subraya que la cosmética natural es un regalo para nuestra piel, se produce una mayor penetración de los activos cuanto más parecidos sean al manto hidrolipídico.

Las creaciones de Olivolea tienen un aroma agradable y confío en ellas. A veces, Eros me coge desprevenido y lo pillo lamiendo las cremas que me pongo. Por ello, prefiero utilizar productos que no le hagan daño y, desde luego, solo elijo firmas que no testan con animales.

Por su parte, las fórmulas de Olivolea integran sustancias naturales muy similares a nuestra piel para obtener mejores resultados y ser verdaderamente eficaces. La sinergia de sus principales activos hace de sus cremas un aliado para cada tipo de piel y además se adaptan a sus necesidades específicas.

Las emulsiones de Olivolea tienen como componente esencial la olivoleína, rica en ácidos grasos esenciales que restauran el equilibrio natural de la piel, recuperan la elasticidad y ayudan a minimizar el envejecimiento prematuro.

Olivolea es un tratamiento de hidratación y nutrición enriquecida con antioxidantes omega 3 y vitamina E, asegura una piel hidratada en más de un 28% después de 4 horas. Sus efectos más inmediatos son la jugosidad de las pieles más delicadas y sensibles, la renovación y el despertar de las defensas naturales de la piel.

olivolea2RGB_LOWEn mi caso, al practicar senderismo y pasear muchas horas con Eros, utilizo dos de sus cinco productos: crema hidratante corporal (11,30€) y Licotriz (29,57€). Con la hidratante me aseguro una hidratación óptima, elasticidad y suavidad. De ese modo, protejo y reparo los daños ocasionados por los factores externos como el sol, el frío o el viento.  Además, al final del día, descubro nuevas heridas ocurridas durante nuestras aventuras y es allí donde Licotriz actua.

La crema está compuesta por una fórmula única que combina olivoleína, oxido de zinc, rosa mosqueta “licotop” y un antioxidante de alta actividad como es el extracto puro del licopeno de tomate. Además contiene bisabolol, caléndula y hamamelis, que por sus propiedades calmantes y antiinflamatorias ayudan en la regeneración de la piel.

Con este tratamiento de Olivalea se evita la formación de costras e irregularidades en la piel y alisa las cicatrices, reduciendo su visibilidad y favoreciendo su desaparición. Puede aplicarse directamente sobre los puntos de sutura, protegiendo la herida desde las primeras fases de la cicatrización, y está indicada en el tratamiento de todo tipo de lesiones cutáneas semiprofundas. Calma inmediatamente la zona de la lesión reduciendo el picor y la tirantez.

Por último, en un par de semanas, Olivalea lanza su sexto producto. La firma me ha adelantado que se trata de un gel de baño súper hidratante: ¡habrá qué hacerse con el!