Javier Nieto: Experto en Leishmaniosis

Javier Nieto en el Palacio de Navas (Madrid). Fotos: David Suárez Fernández.

Uno de las causas de DOG FRIENDLY traveler es la lucha contra la Leishmaniosis y, por ello, es muy importante conocer todos los detalles sobre esta peligrosa enfermedad. Te acerco mi encuentro con una eminencia en el tema.

Francisco Javier Nieto Martínez es veterinario del Servicio de Parasitología, Unidad de Leishmaniasis, en el Centro Nacional Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, que es Centro Colaborador de la OMS para Leishmaniasis.

¿Qué es la Leishmaniasis canina, cuál es el ciclo?
Es una enfermedad crónica que afecta a los perros y está producida por un protozoo, que se llama Leishmania. El ciclo está integrado por el perro, el hombre y el flebótomo que es el vector que transmite la enfermedad y que coloquialmente se le llama mosquito.

¿Cuál es el término correcto, leishmaniasis o leishmaniosis?
Leishmania es el parásito, el protozoo que produce la enfermedad. No hay diferencia entre ambos términos. En español, lo correcto es decir leishmaniosis y el término anglosajón es leishmaniasis.

ADVANTIX, la pipeta de BAYER que previene de la leishmaniosis.

¿Tiene cura la leishmaniosis?
En lo perros, contrariamente a lo que ocurre en el hombre, no. El tratamiento mejora mucho la calidad de vida y puede prolongar su vida hasta que el perro fallezca por otro motivo pero, cura como tal, no tiene.

¿Cómo podemos detectarla, cuáles serían los signos clínicos?
Es preferible hacer a nuestros perros un análisis en los meses de noviembre- diciembre antes de que aparezcan los síntomas. La temporada de transmisión es durante el verano. Así sabemos que el perro puede tener problemas antes de la aparición de los síntomas.

¿Qué daños ocasiona a un perro infectado?
Los síntomas clínicos son muy variados, aparecen modificaciones o alteraciones en el pelo, en la piel, síntomas oculares, también afecta a órganos internos como el hígado, el bazo, el riñón. Son unos síntomas muy inespecíficos y no hay un síntoma característico que defina la enfermedad. Pero pueden llegar a ser muy llamativos.

¿Cuáles son las secuelas?
No existen como tal ya que es una enfermedad crónica que no tiene cura. El perro va a estar infectado toda la vida, aunque puede que no aparezcan síntomas. Vamos a tener que vigilar al perro constantemente. Los síntomas después del tratamiento pueden desaparecer.

All images are under copyright © David Suárez Fernández.¿Sufre el perro con leishmaniosis?
Sí (apesadumbrado). Al principio no pero según avanza la enfermedad y si no se le trata sí. Las lesiones de la piel pueden dar la sensación que les “pican” pero no es así. Pero es una enfermedad que produce un deterioro físico muy importante llegando a producir la muerte si no se trata.

¿Cómo se trata?
El tratamiento existe y lleva utilizándose muchos años, pero, excepto la Miltefosina,  no hay ninguna novedad en la terapéutica de la enfermedad. Siempre que hablo del tratamiento, hago mucho hincapié que hay que tratar con el fármaco adecuado, con las dosis convenientes y durante el tiempo estipulado. No se puede ser inconstante o interrumpirlo, hay que tratar de forma sistemática durante un mes.

¿Es contagiosa?
Contagiosa como tal no, es decir, no directamente de un perro a otro o a una persona, tiene que ser siempre a través de un mosquito, que es el vector. El que infecta es el mosquito a un perro o a una persona, aunque esto es menos habitual. La trasmisión al hombre suele ocurrir en personas que tienen el sistema inmune afectado (niños pequeños, personas muy mayores o inmunodeprimidas). El peligro es el mosquito.

¿El mosquito que la transmite se mantiene activo todo el año?
No, en nuestro país no, pero hay países en los que la climatología es más benigna y la estación de la transmisión de la enfermedad se alarga durante todo el año.  En nuestro país, normalmente, es entre mayo y octubre. Aunque hay veces que si la primavera es muy benigna, puede adelantarse y otras veces, como este año, que el otoño está siendo muy templado, puede alargarse.

¿En España cuáles son las regiones más afectadas?
Tradicionalmente son Cataluña, Levante, Baleares, Andalucía y la zona centro. Pero debido que se están produciendo ciertos cambios climáticos, todo el país es zona de riesgo, aunque haya prevalencias más altas en las zonas templadas y menos en el norte.

Línea SERESTO, el collar que utiliza Eros.

¿Cómo podemos prevenir esta enfermedad en nuestras mascotas, cuáles son las armas más efectivas?
Para controlar la enfermedad hay varias herramientas. En principio el diagnostico precoz y posterior tratamiento. Y luego la utilización de collares y pipetas insecticidas y la vacuna que tienen un alto nivel de protección.  Tanto los insecticidas como la vacuna hay que utilizarlas adecuadamente. Estas herramientas son seguras y no suelen tener efectos adversos importantes. Aunque hay que tener presente que no protegen al 100%.

¿Se puede estimular el sistema inmunitario del perro para aumentar la protección y sin efectos secundarios?
La vacuna  LEISHCAN, que es la única aprobada en Europa, es efectiva y tiene algún efecto secundario. Bajo mi punto de vista, sobre todo en perros que están expuestos o tienen una mayor posibilidad de infectarse, creo que sí es conveniente vacunarles por que es una forma específica de luchar contra la enfermedad. Por eso, te recomiendo que se la pongas a Eros, sobre todo si viajáis a Baleares, Andalucía, Alentejo, Algarve… 

¿Cuándo actúa el mosquito?
Solo pican al amanecer y al atardecer y a veces por la noche. Durante el día, los mosquitos no pican.

Línea ADVANTIX.
Línea ADVANTIX, la pipeta que coloco a Eros cada 23 días.

En aquellos perros alérgicos a la pipeta y al collar ¿se puede reforzar de alguna manera su sistema inmunitario?
Efectivamente, la alternativa es la vacuna. El agente etiológico de la leishmaniosis es un protozoo y es mucho más complejo que las bacteria o los virus. Por ello, es mucho más difícil que la inmunización sea tan eficaz como en estos otros patógenos.

También se pueden utilizar, en zonas de elevado riesgo, las telas mosquiteras en las zonas donde duerman los perros. Estas barreras físicas impiden que el mosquito llegue al perro. Los aceites esenciales no protegen eficazmente al perro contra el flebótomo,  hay que utilizar aquellos insecticidas que sean específicos para el flebótomo.

Como la enfermedad existe desde hace siglos ¿cuáles son los avances obtenidos?
Se conoce el parásito muchísimo mejor, la transmisión, la biología de los mosquitos, la patología, etc… Asimismo, se ha avanzado mucho en el diagnóstico de la enfermedad, tenemos técnicas de diagnóstico sensibles y específicas. En el tratamiento no se ha avanzado mucho, llevamos 100 años tratando con los mismos producto, aunque si se conoce más y se sabe cómo utilizarlos de forma más efectiva (dosis, intervalos y vías de administración, etc.). Actualmente también se está empleando la Miltefosina, que lleva autorizado su uso en perros unos 8-10 años y es igual de eficaz que los tratamientos habituales. También se dan fármacos que ayudan a que el parasito no se multiplique.

Durante mi encuentro con Javier Nieto en el PALACIO DE NAVAS.
Durante mi encuentro con Javier Nieto en el PALACIO DE NAVAS.

Javier Nieto se despide con estás recomendaciones: Tener un perro enfermo de leishmaniosis es para toda la vida. Aún así, puede llevar una buena calidad de vida. Los propietarios deben ser conscientes que deben tener una serie de cuidados: tratamientos, visitas al veterinario, análisis, etcétera, mucho más altos que con un perro sano. No es necesario, como se pensaba antes, sacrificarlos. La eutanasia es para cuando se necesita, es decir, cuando el perro tiene una mala calidad de vida y no se puede hacer nada más por él. Actualmente tenemos muchos métodos para protegerlos, insecticidas, vacunas. Por último, hacer visitas periódicas al veterinario, un buen tratamiento en el caso de que este enfermo y un riguroso seguimiento.