Ina y George Scott

Trasierra es uno de mis destinos preferidos. Se trata de una casa con mucho encanto, única en España y a poco más de una hora de Sevilla, donde la familia Scott ofrece experiencias inolvidables (haz clic aquí). Lo dirige George Scott. Hace cosa de un año, cuando él iba por la carretera, vio un perro. Dio la vuelta y aparcó.

Se encontró con Ina, una galga preciosa pero en muy mal estado, era huidiza y se adentró en el monte. Después de un par de horas, ella se fue con George. Desde entonces, Ina tiene un hogar. Está a salvo, protegida, tiene buena salud y vive feliz rodeada de hierbas aromáticas, olivos y huéspedes que la adoran como Eros y yo.

Un fin de semana, mientras estábamos en Capri, Scott e Ina se quedaron en casa. Les guardo especial cariño. George es un ejemplo de humanidad, como lo es toda su familia: ¡son adorables! Todos ellos han creado este paraje de bienestar diseñado en la Sierra Morena de Sevilla. En Trasierra, con Eros disfrutamos muchísimo.

Hoy, en el Día Mundial de los Galgos, comparto esta vivencia y se la dedico a estos corredores de élite que están en peligro. Deseo con todo mi corazón que, en su nuevo camino, un hombre bueno les den una segunda oportunidad.