Jugando en la terraza

Fotos: David Suárez Fernández.

Estar en una terraza es un alivio y más cuando nos acompaña nuestro mejor amigo de cuatro patas. Aunque estemos en el exterior, Eros no ladra, está bien educado, sabe que aún nos encontramos dentro del SHA Wellness Clinic —Ha sido reconocida nuevamente por un prestigioso premio internacional “THE SPA AWARDS 2016”, otorgados por la reconocida revista Condé Nast Traveller UK, como “Mejor Clínica Específica”—. Respiramos aire puro, vemos las montañas y disfrutamos del concierto vespertino de los pájaros. El sol acaba de marcharse a otra parte. Sin mirar el reloj, nos ponemos a jugar, su calidad de vida es muy importante para mí.

Gracias al juego los perros comprenden mejor su entorno. Aprenden a controlar su fuerza y sus instintos. Además de hacer ejercicio, les ayuda a desprenderse de una parte de la energía acumulada. Si esa energía no es liberada, puede generar serios problemas de estrés y ansiedad que solo un etólogo o César Millán podrán resolver. Lo he comprobado, Eros jamás ha destruido nada y mi perra anterior sí. Ella no contaba con tantos juguetes como él, ni trabajábamos juntos. Saga era una Weimaraner, vivíamos en un piso. Aunque pasara las mañanas en un campamento canino y las tardes con un paseador, la pobre hizo destrozos durante sus primeros años. En cualquier caso, jugando con el perro además reforzamos el vínculo que hay entre ambos. Como resultado, la convivencia será perfecta y nos respetaremos mutuamente.

Por lo tanto, y como es divertido, con Eros viajamos siempre con alguno de sus juguetes preferidos.
All images are under copyright © David Suárez Fernández

All images are under copyright © David Suárez Fernández

Sha-332

All images are under copyright © David Suárez Fernández

All images are under copyright © David Suárez Fernández

Polo y pantalón corto TOMMY HILFIGER Mocasines GEOX Reloj MONTBLANC Collar SERESTO 
Fotos: David Suárez Fernández