Praga adora a Eros, 3

Gafas GUCCI, camisa LEVI´S y reloj MONTBLANC. Arnés MASCOBOUTIQUE. Fotos: David Suárez Fernández.

Eros paseará por los parques más bonitos. Degustaré la pâtisserie más exquisita. Y encontraré a unos perros junto a John Lennon en su muro.

Es la hora del té. Me siento con Eros en el elegante Café Savoy (año 1893). Pido una tarta típica, zumo de mandarina china con gas y chocolate caliente Valrhona, lo sirven acompañado de nata recién montada. Su pâtisserie fulmina cualquier dieta y su calidad es memorable (calle Vitezná 124/5).

Estilo de la barra del Café Savoy.
Estilo en la barra del Café Savoy.

En el parque de Kampa, Eros saluda a los niños del controvertido David Cerny y juega con otros perros sueltos. En esta isla, entramos al Kavárna Mlynska, un bar muy particular. Su barra está firmada por el mismo Cerny, una obra de cotidianeidades del artista. Él es un asiduo. Junto a mi mesa, conozco a Martín Myhrvold, el modelo internacional más conocido del país.

All images are under copyright © David Suárez Fernández.
Eros junto a uno de los “Bebés” de David Cerny en el parque de Kampa.
Eros con nuevos amigos en la Isla de Kampa.
Eros haciendo nuevos amigos en la Isla de Kampa.
El modelo checo y una amiga en.
El modelo checo y una amiga en el bar Kavárna Mlynska en la isla de Kampa.
Literatura en la isla de Kampa.
Cilindros móviles de literatura en la isla de Kampa.
Visitas desde nuestra parada del funicular.
Visitas desde nuestra parada del funicular.

Con ganas de dar un gran paseo y hacerme con las mejores panorámicas de Praga, subimos con el funicular (32 CZX) hasta la Colina Petrín. Tened en cuenta, el billete hay que adquirirlo antes o bien pagarlo en la estación y con monedas. En este complejo de parques predominan las áreas donde los perros pueden pasear sin correa. Hay carteles que piden que se respete a los sapos, están emigrando. Entre los árboles frutales en flor, pasamos por la iglesia de la Virgen María Victoriosa, aquí reside el Milagroso Niño Jesús. Hablando de creencias, el 16% de la población es católica. Desembocamos en plaza del Gran Priorato, donde está la embajada de la Orden de Malta y el muro de John Lennon. En este símbolo de libertad, creado antes de la caída del muro, encuentro dos perros. A su lado, una frase del mítico Beatle sobre una lápida ilustrada. A mi parecer, ellos representan la fidelidad y la compañía. En este muro, todos podemos dejar nuestra impronta. Escribo #NoAlAbandono. De regreso al hotel, me encuentro con la tienda de Hunter. Compro para Eros unos premios, cera para sus almohadillas y spray para su aliento (25 €, calle Otevreno Denne).

En la Colina Petrín ocupándome de mi salud física y mental.
En la Colina Petrín ocupándome de mi salud física y mental.
Tienda HUNTER, la marca N1 de Europa.
Tienda HUNTER, la marca N1 de Europa.

A dream you dream alone is only a dream. A dream you dream together is reality. John Lennon.

Con los perros del muro de John Lennon.
Con los perros del muro de John Lennon. Camisa LEVI´S, reloj MONTBLANC, vaqueros TOMMY HILFIGER, zapatillas GEOX. Correa y arnés MASCOBOUTIQUE.
No al abandono desde Praga.
#Noalabandono desde Praga. Camisa LEVI´S.

Estamos cruzando el puente de Carlos. Nos encontramos con un perro lobo checoslovaco: ¡qué lindo! En el relieve que adorna la escultura de san Juan de Nepomuceno, acaricio al famoso perro de bronce. Según la fábula, tocando este símbolo de fidelidad, regresaremos a Praga.

Perro lobo checoslovaco y junto al relieve de San Juan Nepomuceno.
En el Puente de Carlos,  junto al relieve de san Juan Nepomuceno, un dog friendly traveler con su perro lobo checoslovaco.
Para regresar a Praga, hay que tocar a este perro. Está en el relieve que adorna la escultura de san Juan de Nepomuceno.
Para regresar a Praga hay que tocar a este perro. Está en el relieve que adorna la escultura de san Juan de Nepomuceno en el Puente de Carlos.

Paseamos durante horas. A Eros le pongo Paw Care en sus almohadillas para que se regeneren. Después de una ducha, estoy renovado. Tomo el aperitivo en Atmósfera. Regentado por los locales, tener en cuenta que aquí está permitido fumar. Después de oxigenarnos con un paseo hasta la plaza de la Ciudad Vieja, regreso a Mincovna para cenar. Me apetecía probar más platos de su carta. Al salir, compruebo otra vez que, de noche, Praga tiene mucho ambiente. Con Eros nos adentramos en este territorio gótico. Las luces se van apagando. No hace falta armadura, hay cámaras por doquier, es una de las ciudades más seguras de Europa.

Restaurante M
Restaurante Mincovna.

Ya en la cama, podría escribir sin parar. Qué día maravilloso. Revisaré mis notas. El próximo jueves compartiré más datos sobre nuestra ruta dog friendly traveler en Praga. Apago la luz.