Al ritmo de Viena

En la Plaza de Oriente de Madrid, disfruté del Vienna Summer Night Concert, uno de los conciertos populares más emocionantes del mundo. Esta ha sido mi experiencia #viennaconcert.

E
Con Eros en la Rathausplatz durante nuestra primera visita a Viena, aquí celebran conciertos y otros eventos al aire libre.

Viena es imperial y contemporánea. Es la capital mundial de la música. Estuve con Eros y superó mis expectativas. Adoro Austria. Uno de los motivos es que, los austriacos son muy respetuosos con los perros. En esta oportunidad, Viena vino a Madrid. Desde el pasado jueves 26, en la ciudad de Francisco José, ha llegado la época de los grandes eventos al aire libre y la Oficina de Turismo de Viena celebró una primicia mundial. Por primera vez, el “Concierto de una Noche de Verano” de la Orquesta Filarmónica de Viena se retransmitió en directo desde el Palacio de Schönbrunn. Se pudo disfrutar también en Londres, Bucarest y Monza.

En la sexta planta del Teatro Real, en el cocktail celebrado por la Oficina de Turismo de Viena, me volví a encontrar con Peter Huber, Embajador de Austria en España, y con los responsables de turismo. Él es hijo de la montaña, del Tirol, y miembro de la quinta generación de una familia cervecera. Huber es muy afable. En Viena comprobé que los políticos son cercanos, no llevan seguridad y algunos van en bicicleta. En la sala, se respira emoción. Las vistas sobre la plaza son únicas. Todas las sillas fueron ocupadas y hubo gente de pie. Con una cerveza, contemplé el Palacio Real y la Casa de Campo y, del otro lado del edificio, los tejados de Madrid.

Con el encantador Florian Wiesinger de Wien Tourismus (Viena).
Con el encantador Florian Wiesinger de Wien Tourismus (Viena). Detrás, la recreación del Palacio de Schömbrunn.

Hice muy buenas migas con Marta Rollado, directora de relaciones institucionales y eventos del Teatro Real. Bajamos juntos a la Plaza de Oriente. Durante siete años, este fue mi barrio. Estar aquí me encanta, soy un enamorado de Madrid. Nos ubicaron mirando a la recreación de una parte del Palacio de Schönbrunn y a una gran pantalla. La temperatura era perfecta. Dio comienzo la retransmisión de este gran concierto gratuito y patrocinado por Rolex. Me asombró el número de asistentes. El embajador me confirmó que, en los jardines, había reunidos unas 100.000 personas. He visto amantes de la música de todas las edades y algunos han llevado a sus perros. Eros se quedó en casa y lo acompañó Mozart al piano.

Espectadores en los jardines del Palacio de Schönbrunn. Foto: Nuria Cuga
Golden en los jardines del Palacio de Schönbrunn durante el concierto. Foto: Nuria Cuga.

En este marco incomparable y sobre un escenario acristalado, el reconocido director ruso Semyon Bychkov, la Filarmónica de Viena y el dueto de las grandes pianistas, Katia y Marielle Labèque, fueron recibidos por una ovación. El cielo azul de Madrid, Bizet, Berlioz, Poulenc, Ravel y las golondrinas surcaron la Plaza de Oriente. Me emocioné.

La noche fue mágica. Es más, Austria invitó a todos los asistentes a compartir su experiencia utilizando #viennaconcert. El sorteo tiene un premio espectacular. Al ganador y a su acompañante les esperan: presenciar los ensayos del concierto de Año Nuevo y pasar la Nochevieja en Viena (incluye vuelos, hotel 4 estrellas, abono transportes y 210 descuentos).

Me quedé con ganas de más bises. Ahora, en casa, disfruto del mismo repertorio. Para hacerte con él, haz clic aquí.