5 Pousadas dog friendly en Alentejo

Rincones que invitan a soñar en la Pousada Convento Arraiolos.

Llévate de vacaciones a tu perro y experimenta con él todo el atractivo del campo alentejano.

Gracias al proyecto “Dogfriendly” de Pestana, el grupo que gestiona las Pousadas de Portugal (hoteles dentro de monumentos históricos), y a la marca Royal Canin, los que tenemos un perro en la familia podemos veranear en cinco de sus Pousadas de Alentejo. La iniciativa, que también está implementada en catorce de los Paradores de España, permite el acceso a perros de tamaño pequeño (hasta 15 kg), la tarifa diaria es de 25 euros. La oferta incluye: cama, bolsa de comida de Royal Canin, bolsas higiénicas y comedero. En esta región se come muy bien, por lo tanto, en estas posadas la buena mesa está asegurada. Si volviera a Alentejo, me decantaría por las de Castelo Alcácer do Sal, Convento Arraiolos y Castelo Alvito, al parecer son: ¡estupendas! Antes de presentaros las posadas, échale un vistazo a la región a través de este vídeo donde una dog friendly traveler pierde a Tiempo, su labrador, tiene un final feliz.

Pousada Castelo Alcácer do Sal. En Alcacer do Sal, una de las ciudades más antiguas de Europa, siempre hay más que ver, más murallas que seguir, más calles que subir y bajar, más batallas por imaginar, más río, campos de arroz, dunas y playas por explorar. Ubicada sobre lo alto de una colina, la Pousada Castelo Alcácer do Sal cuenta con unas vistas inmejorables al río Sado y ofrece a sus huéspedes la posibilidad de alojarse en un espacio único. Del alojamiento cabe destacar su muralla musulmana, una constante que rodea, protege y envuelve la estancia con un halo de misterio. Sus habitaciones han sido reformadas y parece que el sitio es un remanso de paz (HD desde 130 €).

Pousada Convento Arraiolos. Este establecimiento ofrece a sus huéspedes un rincón idílico para disfrutar de unos días de absoluta desconexión; un alojamiento de poca altura, semi-escondido en un valle rodeado de interminables campos de cultivo. Las habitaciones están ubicadas en antiguas celdas de los monjes de la orden religiosa de San Juan Evangelista y han sido totalmente modernizadas. Además, la estancia incluye un Spa, una piscina y una terraza jardín, un lugar perfecto para leer bajo la sombra de los árboles junto a nuestro perro (HD desde 108 €).

Pousada Convento Vila Viçosa. En plena Vila Viçosa, esta posada ofrece habitaciones sencillas, piscina para niños y otra para adultos, sala de juegos y sala de estar exclusiva para descansar. La Pousada propone una amplia variedad de actividades exteriores perfectas para explorar la región junto a nuestro mejor amigo de cuatro patas, como por ejemplo, diversas rutas de senderismo (HD desde 94 €).

Pousada Castelo Alvito. Ubicada en el corazón del Alentejo, esta Pousada está en un castillo fortificado, antiguo hogar de una larga dinastía de magnates a los que protegió la corona de Portugal. El edificio tiene sólo 20 habitaciones, antiguamente en ellas se alojaba la aristocracia portuguesa. Las mismas han sido reformadas, tienen techos altos, son amplias y elegantes. En esta Pousada predominan las influencias moriscas, góticas y manuelinas. La sala de estar ha sido decorada por la fundación de la Casa de Bragança. Tiene jardín y piscina (HD desde 103 €).

Pousada de Marvão. Dentro de un parque natural e integrada en el trazado de la ciudad, esta posada se caracteriza por su ubicación, una decoración muy sencilla y su atmósfera familiar. Además de 31 habitaciones, cuenta con un restaurante panorámico especializado en cocina regional. Su enclave conforma un auténtico mirador, desde el cual se divisan tanto la llanura del Alentejo como la española, así como el Parque Natural da Serra da Estrela. En las inmediaciones del hotel, los huéspedes pueden disfrutar de todo tipo de actividades (HD desde 99 €).

La Pousada de Marvão y sus vistas.

Por último, un consejo para evitar los golpes de calor. Estos son muy peligrosos para nuestro perro y Alentejo en verano es una región calurosa. Por lo tanto, los paseos largos deberán hacerse a primera hora de la mañana y al atardecer, los otros tiene que ser muy breves. Asimismo, mantener al perro en lugares frescos, en la hierba y a la sombra de los árboles. Jamás debe faltar agua fresca a su disposición. Por último, puedes conocer nuestra experiencia en Alentejo haciendo clic aquí.