7 hoteles para contemplar las ‘lágrimas de San Lorenzo’ con tu perro

Hotel RELAIS & CHÂTEAUX MOLINO DE ALCUNEZA. Foto: David Suárez Fernández.

La lluvia de estrellas más conocida de la Tierra está a punto de llegar. Te recomiendo 7 hoteles para disfrutarla en compañía de tu mejor amigo.

Hoy se conmemora el martirio de San Lorenzo y, durante mediados de agosto, los amantes del cosmos estaremos observando el cielo, posiblemente, hasta la madrugada, para disfrutar de los estrellas fugaces de las Perseidas. El día pico es el 12. Hay muchos sitios maravillosos para ver meteoros, España y Portugal tienen lugares muy conocidos y otros más exclusivos para hacerlo.

Uno de los mejores sitios es el Observatorio del Teide, en Tenerife. Allí trabajan científicos de varios países y es un destino inigualable. El Hotel San Roque es el hotel boutique más original del archipiélago (HD a partir de 185 € + 7% IGIC; media pensión 32 €; perros hasta 5 kg). El edificio es de color rojo pompeyano está en el pueblo de Garachico. La piscina está en un patio. En el interior, se aloja una colección importante de mobiliario firmado por R. Mackintosh, entre otros, y obras de arte de artistas contemporáneos. Algunas habitaciones tienen vistas al océano, la suite torre podría ser el mejor lugar para pasar una noche con las estrellas. El hotel está al lado de unas piscinas naturales en el mismo Océano Atlántico, con vistas impresionantes, y cerca del Parque Nacional de las Cañadas del Teide. Este volcán está dormido y allí percibí una energía extraña, aunque no me sentí seguro, es una experiencia que merece la pena hacer.

Siguiendo en el archipiélago de estas islas volcánicas, que figuran en el ranking de los mejores sitios del mundo para ver los astros, en Las Palmas de Gran Canaria está el Parador de Cruz de Tejeda. En el centro de la isla, el Parador tiene vistas a barrancos y acantilados que se asoman al océano (HD desde 85 €; estancia del perro, 15€ por noche). Está situado a 35 km de la ciudad, rodeado de naturaleza y a más de 1.500 m de altitud. Es estupendo para hacer senderismo con el perro. Las habitaciones tienen vistas a la inmensa caldera. Dispone de un mirador para contemplar las estrellas desde una tumbona. Y como en todos los Paradores, la mejor gastronomía de la región está asegurada.

De la península, comparto 5 destinos donde el cielo es muy limpio. He vivido noches despejadas y llena de estrellas en The Oitavos (HD desde 205 €). El hotel ocupa 200 hectáreas dentro del Parque Natural de Sintra-Cascáis, ¿te imaginas cómo son sus noches? Además, el hotel tiene una gastronomía de la región: ¡espectacular! Incluso, si el perro es pequeño y está bien educado, te podrá acompañar. Podrás hacer largos paseos por el bosque que linda con el campo de golf, uno de los 58 mejores del mundo, por la bici senda de Guincho-Cascáis y por las Dunas. The Oitavos lo tiene todo, en verano, celebra fiestas muy cool y hasta ofrece transfer de lujo abordo de un Maserati.

En Andalucía, hago una pausa en Trasierra, la casa de la familia Scott (+ 650 642 030/ + 607 229 390). La finca está escondida en Sierra Morena, que tiene un cielo Starlight. Aquí duermo como un niño. A Eros y a mí nos encantan los paseos entre encinas y alcornoques. Un chapuzón en su piscina, comida saludable y sencilla, habitaciones muy bien decoradas, tiempo para leer y cenas con velas. Trasierra brinda una experiencia en el campo exclusiva. Además, la casa es un auténtico lagar. Todo ello da lugar a un destino inigualable, muy apreciado por la alta sociedad británica y española. ¡Qué ganas de regresar!

El secreto mejor guardado de Extremadura es La Brizna (cabañas a partir de 95 €). En cualquiera de sus siete cabañas se puede disfrutar de un cielo espectacular. Está dentro del Geoparque UNESCO y no hay contaminación lumínica. Puedes contemplar las estrellas desde tu propia cabaña o recorriendo con tu perro los senderos que hay dentro de la propiedad. Al día siguiente, te espera un desayuno con exquisitos productos artesanales de la región.

Muy cerca de Madrid, en coche o en tren, en una propiedad del siglo XIV y reformada con mimo, nos recibió recientemente el Relais & Chateaux Molino de Alcuneza (+34 949 39 15 01; HD a partir de 190 €). Lo regenta la familia Moreno, todos son atenciones, exquisita gastronomía y, por la noche, las estrellas las he contemplado desde la piscina. El desayuno, mi ritual favorito, es casero y servido con mimo, los alimentos son casi 100% slow food. Para pasear con el perro, al salir del hotel y a la derecha, hay un sendero muy bonito que cruza un campo ondulante de varios kilómetros. El Molino de Alcuneza es un destino que llega al corazón, cuenta con todo mi cariño.

Por último, Menorca. En esta isla, después de cenar en familia, pasábamos todos a la terraza o al jardín, cada uno desde su tumbona, y contemplábamos las estrellas. Identificábamos algunos nombres, satélites, aviones y nos emocionábamos con las estrellas fugaces. Algo similar y estupendo se puede experimentar en San Joan de Binissaida (+34 971 355 598; HD 143- 352 €). La cocina de su restaurante es muy reconocida en la isla, he cenado allí varias veces y es estupenda. Las habitaciones con acceso al jardín son perfectas para los que viajamos con perro. Bajo un manto de estrellas me he tumbado en el césped, lo mantienen impecable. El lugar es tan relajante que, en más de una ocasión, casi me quedo dormido. Además, después de un breve paseo por el campo y por el Camí de Caballs, encontrarás acceso al mar (no es una zona de baño). Desde esta platea de rocas, según los expertos, verás el espectáculo previsto de 100 meteoros/hora reflejados en el mar. Esta ubicación salvaje y privilegiada podría acercarte a aquella sensación sofisticada, la de navegar bajo una noche estrellada rumbo a otro destino idílico, que menciono al principio de este post.

En cualquier caso, sea bajo un cielo con o sin estrellas y vayas donde vayas, deseo que pases unas noches maravillosas junto a tu perro.