Un viaje a Nantes: Último día, 2

Siguiendo la Línea Verde por debajo de "Titán", un icono de Nantes. Fotos: David Suárez Fernández.

Brisa del océano. Modernidad y creatividad. Estamos en la rivera del Loira y pasaremos una tarde con Les Machines De L’Île y con el arte contemporáneo.

A continuación de la pasarela Schoelcher está el Palacio de Justicia, obra del reconocido arquitecto Jean Nouvel. Llegamos al barrio de la Creación. Comenzamos el recorrido de arte por el Estuario. Las 30 obras, expuestas de forma permanente, desde Nantes a Saint-Nazaire, fueron realizadas pensando en cada espacio y expuestas durante las tres ediciones de la Bienal celebradas en Nantes. Todo fue ideado por Jean Blaise, un agitador vanguardista, de referencia mundial en la cultura, el turismo y el ocio.

Eros junto a la obra “Mètre à Ruban”.
Eros junto a la obra “Mètre à Ruban” de Lilian Bourgeat.
“The Zebra Crossing”.
“The Zebra Crossing” de Angela Bulloch.

Desde el 2007, el diálogo permanente de Le Voyage à Nantes, dirigido por Blaise, enriquece la experiencia de vivir el río Loira. “The Zebra Crossing” recrea un paso de peatones británico. En el patio de entrada a una inmobiliaria está la obra “Mètre à Ruban”, es un tributo genial a sus trabajadores, qué agente no lleva un metro encima. Entre los árboles, veo el “Grand Elephant”. No quiero perdérmelo. Me voy corriendo con Eros. Me pregunto qué hará Eros al verlo, el elefante se asustará… Es enorme, si estuviéramos en África no me acercaría tanto. Por su trompa lanza agua, mueve las orejas y berrea.  Eros ni se inmutó y este elefante no se pone a dos patas. No huele, es una creación que despierta la imaginación. La compañía de artistas que ha ideado este bestiario de maquinas tiene sus talleres aquí mismo y se pueden visitar en la Galerie des Machines, una nave industrial. Después de ver “La araña” en movimiento, trepé por la rama de un árbol inmenso, es el nuevo gran proyecto de estos artistas. Justo debajo, está la tienda y cafetería. Parece que se come bien y para comprar hace falta tiempo porque hay cosas muy interesantes. Por unos pocos minutos, dejo a Eros con mi guía. A 25 m de altura, doy una vuelta en el “Carrousel des Mondes Marins” abordo de una barca con vela. Debe de ser el tiovivo más grande del mundo, tiene tres niveles. Los niños aquí deben de asombrarse tanto como le ocurrió a Pierre Aronnax con el Nautilus.

All images are under copyright © David Suárez Fernández.
En Les Machines de L’ìle. En la foto, la grúa, el elefante y el carrusel. Es un escenario único.

La cultura libera a las masas tanto como libera al individuo. Jean-Marc Ayrault.

All images are under copyright © David Suárez Fernández.
La embarcación que elegí para dar una vuelta en el “Carrousel des Mondes Marins”

Bajo rápido que Eros me espera. Junto al río, una compañía de teatro está ensayando su performance. Esta escena inesperada me evoca al coreógrafo Maurice Béjart. Estamos justo debajo de la grúa amarilla “Titán”, otro de los iconos de la ciudad de Nantes. Es espectacular. En los años 50 se utilizó para trasladar los barcos, está protegida y es un monumento histórico. El contraste del amarillo y el cielo azul es una de las combinaciones que más me fascinan. Me quedé un rato disfrutando de estos colores. Bordeando el Loira me encontré con “Les Anneaux”. De noche estos anillos se convierten en esferas de luces de colores. El arte contemporáneo permite la libre interpretación y, a mí, este diálogo con el entorno me parece único. Aún me quedan muchas obras por ver pero no me dará tiempo en este primer viaje. Me siento en la yerba mirando al Loira y Eros inspecciona el terreno. Dentro de unas horas nos marchamos, antes nos espera un buen plan para comer y algo de compras. No te pierdas el post del próximo jueves.

All images are under copyright © David Suárez Fernández.
Eros me pide mimos junto al “Titán”. Eros me quiere más a mí que yo a él, su amor es titánico. Como el de todos los perros, es un amor inigualable.
All images are under copyright © David Suárez Fernández.
Recorriendo la grúa, las vistas son espectaculares.
All images are under copyright © David Suárez Fernández.
Para visitar Les Mchines de L’ìle elegí una pulsera de tuercas creada por Nut Madrid.