Ella, su perro y el nuevo título para una vida feliz

Recetas geniales, sin gluten, láctenos ni azúcares refinados, para disfrutar de una comida integral y natural que nutre el cuerpo.

A mi me encanta mi alimentación. Mantuve una dieta ayüervédica y controlada por un par de años y fui ovo lácteo vegetariano otro puñado de  años, junto con la práctica del yoga y mi amor por la naturaleza, siempre me ha entusiasmado comer de forma saludable. Como es obvio, con todo lo que he viajado siempre, pruebo los platos típicos de cada cocina para acercarme tanto como pueda a la cultura de cada destino que elijo. En un reciente viaje a Barcelona, descubrí su primer libro en la casa de una amiga que padeció cáncer de mamas, sin quimioterapia, se curó gracias a la alimentación y a otros complementos naturales.

Foto: Deliciouslyella.com
Austin y Ella Woodward con su primer libro. Foto: Deliciouslyella.com

Lo primero que me atrajo de la autora es ver que tiene un cocker spaniel, sale en el libro con Austin (pág. 73 y 238). Lo leí y sus recetas son riquísimas. Ella Woodward vive en Londres, hija de padres muy adinerados (Shaun Woodward y Camilla Sainsbury), y estudia en el College of Naturapathic Medicine. Fue modelo hasta que a los 19 años le diagnosticaron una enfermedad rara que la llevo a replantearse su alimentación. Descubrió entonces su pasión por la cocina y por la comida sana, y creo ‘Deliciously Elle’, un blog y una aplicación con miles de seguidores en los que comparte recetas y consejos sobre su estilo de vida. Su primer libro, Las delicias de Ella, publicado en Reino Unido a principios de 2015, se convirtió rápidamente en un éxito de ventas (Editorial Salamandra).

Foto: Pinterest Deliciously Ella.
Foto: Pinterest Deliciously Ella.

Cuando habla acerca de ella dice que, era un monstruo del azúcar, una auténtica adicta. De niña, su comida favorita eran los sándwiches de fideos de chocolate y una mezcla de chucherías que derretía y mezclaba con sus hermanas. Suena repugnante. Más tarde, relata que, en la universidad de Saint Andrews, con sus amigas vivía a base de una mezcla de helado y pepitas de chocolate y chuches. Afirma que, estaban enganchadas a la comida rica en azúcar, y una buena alimentación no figuraba en su lista de prioridades. Ahora se ha transformado, antes no le gustaba la fruta ni la verdura.

Al padecer el síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS), fue medicada y, aún así, vivía postrada en la cama el 95% del tiempo. Después de un viaje Marrakech con su novio, que no fue fácil, decidió buscar una alternativa. Encontró métodos naturales y holísticos de curación. La motivación llegó cuando conoció la historia de Kris Carr que, con la alimentación, luchó contra el cáncer y escribió el libro ‘Crazy Sexy Dieat’ donde comparte su experiencia. Empezó un régimen naturista vegetariano y suprimió la carne, los lácteos, el azúcar, el gluten, los alimentos industriales y aquellos con sustancias químicas o aditivos.

Ella creo su blog privado de cocina y, sin saber como cocinar, con él aprendió a comer de forma saludable. Fue abriendo el blog poco a poco, 18 meses después recibía cinco millones de visitas. Revela que este suceso la emocionó y sucedió algo aún más increíble: ¡se sintió curada! En consecuencia, en menos de dos años, le quitaron la medicación que debía tomar de por vida. Recuperó la autoestima y afirma que, fue todo gracias a los vegetales. Acaba de lanzar su cuarto libro ‘Deliciously Ella with Friends’: qué ganas de tenerlo.