Más de 20 viajes en 2016

Bajando del reactor de IBERIA REGIONAL AIR NOSTRUM. Fotos: David Suárez Fernández.

Con espíritu magnánimo, he llevado mi campaña de #NoAlAbandono de los perros a más de 20 destinos de Europa. Y hasta hemos llegado a cruzar el Océano Atlántico. Repasamos cómo fue el 2016 de Dog friendly traveler.

Este fue mi tercer año invirtiendo en la causa de #NoAlAbandono de los perros. Para llegar hasta aquí, tuve que dejar nuestro hogar, en el barrio de Palacio (Madrid) y casi todas nuestras pertenencias para poder continuar con el proyecto. Para los que no lo saben, viví 26 años en España, solo 10 los compartí con mi familia y, los demás, elegí vivirlos, casi, completamente solo. Ligeros de equipaje, nos trasladamos a la casa de mi mejor amigo en Madrid y, Eros y yo, continuamos trabajando. Al mismo tiempo, colaboro con la revista Condé Nast Traveler, donde publican algunos de los viajes que hago con Eros. Al equipo de DFT invité a David Suárez Fernández, el maravilloso compañero que ha realizado las imágenes inolvidables que acompañan mis crónicas. Además, como gran logro, se sumaron los apoyos de turismo de Francia, Austria, Noruega y República Checa. No podéis imaginaros lo que esto significa para un blog destinado a una causa vinculada a los perros. Todos los sitios los he elegido como parte de mi estrategia para dar a conocer un estilo de vida con nuestro mejor amigo no humano. Ideé y produje cada experiencia, recibí toda la ayuda del mundo cuando los países fueron nuestros anfitriones. Esto conlleva: coordinar agendas, solicitar la colaboración de las oficinas de turismo, aerolíneas, hoteles, automotrices, editoriales, marcas de moda, de belleza, de mascotas y afrontar algunos gastos. Como resultado del trabajo realizado durante doce horas al día y los siete días de la semana de todo este año, logramos llegar a más de 20 destinos dog friendly. En cambio, casi no he tenido ningún apoyo económico y, el contenido que hemos creado y compartido hasta ahora, ha supuesto varios miles de euros. Por todo ello, repaso un año cargado de emociones. Recojo aquí, por trimestres, las experiencias vividas con algunas de las fotos que más me gustan.

Enero: Comenzamos el 2016 celebrándolo en Barcelona con mi familia y amigos. Después, desde Madrid, alimenté mi mete, cuerpo y espíritu en el SHA, la mejor clínica de wellness del mundo (Altea). Febrero: Nos aventuramos por el Geoparque Ibores Jara hospedado en La Brizna. Festejamos el Día del padre en el Hotel Ritz Mandarin Oriental de Madrid, el mejor hotel de España. Marzo: Con ganas de sol, nos recluimos en el pueblo perfecto más bonito de Andalucía, en el Puente Romano Resort & Spa (Marbella).

Abril: Los campos de Europa han florecido, descubrimos Praga y Kutná Hora. Recomiendo ambos destinos. Alucinarás. Mayo: En el mes del cumpleaños de Eros, volamos con Iberia Regional Air Nostrum hasta Nantes. Me enamoré de esta ciudad. Conocimos La Baule, un balneario de lujo en la costa Atlántica, y las salinas de Guérande. La calidad de vida aquí es una delicia, viviría en la Bretaña. Junio: Nos mimaron en el Relais & Chateau Molino de Alcuneza (Sigüenza). Celebré mi cumpleaños, a lo grande, en The Oitavos (Cascais), uno de mis hoteles preferidos. Sin duda, es el destino más estupendo de la costa atlántica europea.

Julio: Aterrizamos en Oslo, nunca antes habíamos llegado tan lejos en Europa. Es un espectáculo para todos los sentidos. Hospedados en The Thief, el mejor hotel, descubrí un país y una civilización muy avanzada. De regreso, nos recluimos en Salamanca. Necesitaba recuperar fuerzas y planificar el futuro. Agosto: En Salamanca me fui despidiendo de España y organicé, entre otros viajes, nuestra partida a Buenos Aires. Septiembre: Nos fuimos a Jeréz, se casaba nuestra queridísima Lulu Figueroa Domecq con el divino de Adrián Saavedra. Estuvimos hospedados en un villa del Barceló Montecastillo. Pasamos unos días en Madrid y volamos a Innsbruck, la capital de los Alpes. Nació mi segunda sobrina y nos reunimos con mi familia en Barcelona.

Octubre: Volvimos a quedarnos en la casa de mi padre en Salamanca. Desde Madrid llegamos a París, soy un enamorado de esta ciudad. Nos despedimos de Madrid, la ciudad de mi corazón, durmiendo en el Relais & Chateaux Hotel Orfila. Dijimos “hasta pronto España” desde el Parador de Gredos, un lugar que me fascina. El 27 pusimos rumbo a Buenos Aires. Noviembre: Descubrimos nuestro nuevo barrio en Buenos Aires. Diciembre: Despedimos el año en el Four Seasons Hotel Buenos Aires.

Con estos viajes, hemos llegado a miles y miles de personas de diferentes nacionalidades con el mensaje #NoAlAbandono. El 2017 se presenta incierto. Por lo pronto, poco a poco, iré compartiendo nuestra experiencia  en Cascais, Oslo, Innsbruck, París y lo que hagamos durante esta nueva etapa en Argentina. Al 2017 le pido que me permita continuar con este proyecto. Amo a los perros, son mi debilidad, y en mi Web concentro todas mis aptitudes con el fin de fomentar un cambio.

Por último, le doy las gracias, por estar en el 2016 de Dog Friendly traveler, a: Iberia Regional Air Nostrum, Turismo de Austria, de Francia, de Noruega, de República Checa, Hotel Ritz Madrid Mandarin Oriental, Relais & Chateaux Molino de Alcuneza, Sha Wellness Clinic, Relais & Chateaux Hotel Orfila, La Brizna, Four Seasons Buenos Aires, Montblanc, Sáfilo, Lab Series, Biotherm Homme, Chanel, Finally Press, Magenta Press, Globally, Louis Vuitton, Purificación García, Events of Excellence, Mascoboutique, Penguin Random House Grupo Editorial y, en especial, a mis padres, a Ángelo García Intón, a Mónica Rodríguez, a David Suárez Fernández y a Lulu Figueroa Domecq: ¡los queremos!