Ikebana, la única terraza de Madrid diseñada por Philippe Starck

Ikebana, la terraza de Ramses. Detrás, la Puerta de Alcalá.

Antes o después de un paseo por el Retiro, sentarse mirando a la Puerta de Alcalá, desde la Plaza de la Independencia 4, es un plan entretenido. Pensar en el hit de Mecano o mirar al pasado es algo inevitable para mi cuando paso por este enclave de entretenimiento. Mi mejor amigo de la infancia trabajó en Independencia (estaba donde ahora está Ramses) y su primo, Jorge Ramses —que nos conocemos desde que éramos unos críos y, en otra etapa, también fue mi jefe— es el propietario de este hot spot, que bautizó hace 8 años con su segundo nombre. Días atrás, nos cruzamos por La Moraleja, le había perdido la pista a Jorge, y me ilusionó ver que ha formado una linda familia.

Volviendo a su negocio, para los que no lo saben, Ramses está ubicado en un enclave histórico y privilegiado de Madrid, es un referente (Plaza de la Independencia, 4; +34 914 35 16 66; ramseslife.com). Acudí a varias presentaciones de prensa, comidas con amigos, noches de copas y guardo un buen recuerdo de mis experiencias allí. Ocho años después de su primera colaboración con Philippe Starck, el reconocido diseñador vuelve a dar forma a este sitio con nombre de faraón en su renovación 2.0: una metamorfosis de todos sus espacios diseñados de nuevo íntegramente por él. Encontrarás diferentes ambientes para cada hora del día como la zona del Champagne Bar, con equipo de barmans; Natsuki, el innovador restaurante japonés, fiel reflejo del revolucionario arte “superflat”, y Suria, el elegante restaurante de alta cocina mediterránea situado en la última planta.

Ramses y su terraza, el detalle de los espejos en el exterior crea ventanas; ofrece una vista green donde no la hay.

De todos modos, cuando pienso en Madrid me apetece una terraza; lo mismo le pasa a los viajeros de todo el mundo y nacionales que se dan cita en Ikebana, la terraza de Ramses, que es dog friendly y está acondicionada. La carta ofrece cocina fusión (mediterránea y japonesa). Hay clientes a todas horas, el horario de su cocina es ininterrumpido (de 13 pm a 1 am). Los sábados y domingos sirven un brunch amenizado con música en directo (de 12 a 17 pm). 
 Los domingos, incluye el servicio Kids Club para los más pequeños; donde podrán disfrutar de un día divertido en una de las salas habilitadas con juegos, pantalla de cine y materiales para hacer manualidades; está dirigido por cuidadoras profesionales. Además, cuenta con servicio de aparcacoches. En fin, un lugar para todos los que quieren ser vistos y dejarse ver mirando a la puerta más famosa de Madrid.