Ha visitado más de 50 lugares del mundo junto a su dueño con un único objetivo: acabar con el abandono de animales. La Razón