Navidad en el Mandarin Oriental de Praga

Mercados de Navidad de Praga (Czechtourism.com). Foto: Martin Marák.

Cuando la nieve cae en los encantadores mercados de Navidad embellece, más aún si cabe, la pintoresca ciudad de Praga. No te pierdas esta oportunidad, ha sido diseñada para toda la familia.

Praga me robó el corazón. La visité con Eros, fue una experiencia inolvidable. Se acercan los días familiares más mágicos del año y por este motivo, comparto esta noticia que me acercó Mandarin Oriental. En Navidad, el ambiente en Praga es de cuento de hadas y todos pueden disfrutarlo. El Mandarin Oriental de Praga brinda un espacio de paz monástico y de lujo; está situado en un antiguo monasterio dominicano del siglo XIV, en medio de palacios y jardines del histórico Malá Strana (Ciudad Pequeña). Su antigua capilla renacentista alberga el galardonado Spa. El recién inaugurado Spices Restaurant and Bar presenta una auténtica carta asiáticas y cócteles originales. Se trata de un oasis privado, sofisticado, en el corazón de la ciudad más maravillosa de Europa Central.

Ambiente navideño junto al reloj Astronómico de Praga, el reloj medieval más famoso del mundo (Czechtourism.com). Foto: Martin Marák.

La experiencia diseñada por Mandarin Oriental para vivir los Mercados de Navidad incluye: alojamiento de lujo, copa de invierno de bienvenida en el Spices Bar, desayuno diario para dos personas en el bufet del Restaurante y Bar Spices, tour Old Timer (replica de 1920) —de una hora por Praga con snack típico, los Toddy de Bohemia y las galletas checas Pernik—, regalo de bienvenida en la habitación (muérdago, galletas tradicionales navideñas y mapa de los mercados de Navidad), consejos del concierge para los mercados y tarjeta de compra VIP  para utilizarla en las boutiques de lujo que se encuentran en la calle Pařížská, la más lujosa de la ciudad.

Alguna de las recomendaciones de su concierge son, en el 46 de la calle Nerudova, tomar un chocolate caliente o un vino en el popular establecimiento debajo del célebre Puente de Carlos. Este plan está disponible desde el 2 de diciembre de 2017 hasta el 6 de enero de 2018 y tiene un precio desde 370 euros. Si la familia la compone también un perro pequeño, como Eros, él tendrá su cama, bowls y juguetes. En este caso, el hotel aplicará un extra por noche de 30 euros (calle Nebovidská 459/1, Malá Strana; +420 233 088 888; Mandarinoriental.es).

Rincones que enamoran; si navegas por el río Moldava, pasarás por este canal.
Tienda HUNTER de la calle Újezd 35.

Y como con Eros hemos rastreado Praga, toma nota de los mejores lugares para pasear con el perro, estos son: isla de Kampa, colina Petrín, isla Strelecky ostrov, parque de la fuente Krannerova kašna, la explanada junto al río que está a la derecha de la Filarmónica, la plaza Jan Palach y la rivera del Moldava. En cuanto a las tiendas, aprovecha que estás en Praga y pásate por Hunter, es la marca número uno de Europa; tiene de todo, hay dos locales, uno en la calle Újezd 35 (de camino al Monumento a las Víctimas del Comunismo o a la colina Petrín) y otro en la calle Vinohradska 39. De todos modos, Eros me acompañó a todos lados; Praga es dog friendly. Para organizar el viaje, no dejes de visitar la página de su oficina de turismo, Czechtourism.com; es muy completa.

Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: Martin Marák, Czechtourism.com/  Mandarin Oriental/ David Suárez Fernández/