Lo último en lujo para dormir a cuerpo de rey

Eros, embajador de todos los perros para concienciar acerca del #NoAbandono de perros. Fotos: Christian Oliva-Vélez

Descansar es una de las cosas más importantes de la vida y nuestro mejor amigo merece estar tan cómodo como nosotros. Mira lo bien que duerme Eros en su espacio cozy.

Viajando por España y el resto de Europa aprovecho para hacer mi trabajo de campo. Visito tiendas para mascotas y Eros prueba nuevas camas en los hoteles donde nos hospedamos. He conocido las creaciones de las alemanas MiaCara Hunter, entre otras que no tenían ni marca. Aún me faltaría probar la eco bubble de la argentina Arquipets, las casas de madera de la madrileña Full Loft y las coreanas de Bad Marlon. Y un capricho absoluto sería comprar el famoso colchón de cuadros azules, el ideado para niños de la firma Hästens; proveedora de la Casa Real de Suecia, hacen las mejores camas 100% naturales y artesanales del mundo. Gracias a mi estudio de mercado, sino me equivoco, Eros disfruta de una buena cama. Para mi, como los perros duerme de 12 a 14 horas al día (los cachorros de 18 a 20), es una tranquilidad saber que él descansa y estoy cuidando su columna. Deseo brindarle la mejor calidad de vida posible. En las fotos te enseño su rincón en casa, el aire de country house lo pone Gancedo; el motivo de la pared se llama Pavia y es un diseño vintage de Sanderson, este castaño en flor personifica el estilo inglés; la firma la comercializa Gancedo de forma exclusiva en España.

Eros disfrutando de su cama.

Volviendo a la cama, la de Eros es de la australiana Red Dingo (M 60x80x21 cm; reddingo.com). Su relleno es de espuma, de calidad tipo viscoelástica o Memory Foam (se adapta al cuerpo, como los colchones y almohadas pensados para humanos). Está cubierto por una funda blanca que lo protege de bacterias y malos olores, así se mantiene siempre seca y limpia. En cuanto a la funda de la cama, esta es de microfibra; tacto ante natural y waterproof. La manta marrón oscuro es de pelo sintético, de la marca española Gloria. Como el punto débil de los teckel es la columna, es vital que Eros tenga el máximo confort. Si en un hotel nos encontramos con una cama de mala calidad —muchos hoteles de lujo no ofrecen otra cosa—, lo hago dormir conmigo. Otro aspecto que tuve presente, a la hora de elegir su cama, son sus posturas. Eros duerme de dos maneras, acurrucado o estirado. El borde de su cama es alto, tienen el mismo relleno que el colchón, y sobre el le gusta apoyar la cabeza. Por todo ello, hasta ahora, la cama Donut de Red Dingo parece la más indicada. Ambos productos los compré en Mascoboutique, creo que pagué unos 100 euros (mascoboutique.com).

A la hora de lavarla, como es completamente desenfundable, es muy sencillo. Con una cremallera se quita la funda del colchón y, con otra, se retira la de los bordes. Se pueda lavar en la lavadora a alta temperatura y se seca en el mismo día. Obviamente, el relleno no se lava. Otra marca australiana que se desmarca es Dogue (dogue.com). Los hoteles Lugarno Collection (lungarnocollection.com), de la elegante familia Ferragamo, reciben a sus huéspedes de cuatro patas con un set de lujo; que incluye, cama y juguete de Dogue. Simone Kingston es la propietaria de la marca, habló conmigo y mandó regalos para Eros; tiene seis tiendas en Australia y ahora está viviendo en Florencia para expandir por Europa sus creaciones. En nuestro país, existió la casa catalana Moysa, hacían camas estupendas —debido a problemas familiares, ha tenido que suspender el negocio—.

Antes de dormir, aplico el agua de lavanda orgánica de DUG AND BITCH en la sábana; como verás, a Eros le encanta.

Para hacer más acogedor el espacio de Eros —y como también soy su mayordomo—, a la hora de hacerle la cobertura, extiendo su manta y la pulverizo con Sleep No.1 de Dug and Bitch; un agua de lavanda orgánica y Made in Scotland (dugandbitch.co.uk). Lo mismo hago con su sabana blanca de hilo —le gusta que lo cubra con ella—. Duerme como un rey. Todas las mañanas ventilo su cama en la terraza y, una vez por semana, lavo su ropa blanca. En fin, como todos los que tenemos hijos, humanos o no humanos, siempre buscamos lo mejor para ellos; es una maravilla poder brindarles en casa una comodidad cinco estrellas. Si has llegado hasta aquí, me alegra comprobar que no eres sumamente pusilánime. Sabes de sobra que, lo más importante es poder brindarle a tu peludo un hogar. Si duerme contigo, porque te brinda seguridad, te ayuda con la ansiedad y a relajarte, o en el sofá, seguro que a tú lado estará en la gloria.

Texto y fotos: Christian Oliva-Vélez