Café Sacher, date un capricho asequible con la mejor compañía

El Café Sacher debe su fama a la receta antigua de una tarta famosa, que atesoran y sirven por 7,50 euros.

Entrar con perro a un elegante local es de lo más normal en las ciudades de sociedades evolucionadas. Esta libertad se puede experimentar por ejemplo en el emblemático Café Sacher de Innsbruck, Salzburgo y Viena. Todo lo que allí se sirve es riquísimo. Su Original Sacher-Torte es de mis tartas favoritas. Se trata de un capricho asequible, la porción vale 7,50 euros.

Café Sacher Innsbruck.

Original Sacher-Torte.

Esta auténtica tarta de chocolate y mermelada de albaricoque, concentrados en unos doce centímetros, coronada con el sello de la casa y servida con nata montada, fue creada en 1832 por el pastelero Franz Sacher para el príncipe Metternich en Viena. Es tan exquisita e irresistible que Sacher vende más de 360.000 tartas al año (29 euros por una pequeña).

Disfrutando con Eros en el lujoso e histórico Café Sacher de Innsbruck.

El sabor de Austria

Las veces que visité Austria con Eros fueron como invitados especiales del país. Por fortuna, mi cuerpo lleva bien comer un par de pasteles por día y pude disfrutar de los afamados postres austriacos. Cada vez que tuve la Sacher-Torte en mi boca, un coro de satisfacción me hizo suspirar. La acompañé de varias maneras, con zumo de naranja, café o champagne: ¡me fascina! Como la cultura del café vienés permite quedarse tanto tiempo como uno desee, me dejé abstraer en su atmósfera Art Deco. Con Eros en brazos, miré las fotografías antiguas de las innumerables celebridades que han pasado por los cafés Sacher de Austria, muchos de ellos posaron con sus perros.

La señora Anna Sacher, fundadora del hotel que lleva su apellido, con uno de sus perros.

Si te hospedas en uno de los hoteles Sacher, como hicimos con Eros en Salzburgo, como detalle de bienvenida encontrarás uno o dos rectángulos de este pastel en tu habitación. Podrás incluirla en tu banquete de desayuno. También está a la venta en la tienda de delicatessen del hotel o en el Dutty Free. En cualquier caso, te invito a hacer clic aquí para descubrir más detalles de nuestra experiencia en la ciudad de Mozart.


Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: David Suárez/ Hotel Sacher

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Innsbruck: La capital de los Alpes, 5 | Dog Friendly traveler - […] Justo enfrente del Café Sacher hay un arco de piedra en un local de suvenires. En un estribo, apoyé…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escrito por Dog Friendly traveler

Me llamo Christian Oliva-Vélez, llevo 6 años viajando con Eros y estudiando el mundo del can. Como lo bueno se comparte, desde el año 2014 ofrecemos nuestro contenido gratuitamente en la Web de Dog Friendly traveler®, emprendimiento original, único e incomparable.

Publicado el Dic 5, 2019

También te puede interesar…

A %d blogueros les gusta esto: