Cas Gasi, la finca payesa más cool de Ibiza

El olivo y parte de la casa principal.
Reading Time: 2 minutes

Margaret Von Korff ofrece una propuesta de estilo de vida que hace feliz a unos pocos afortunados.

Entrada a la finca.

Cas Gasi es el destino ideal en el mundo por varias razones. Una de ellas es la de ser un agroturismo de lujo en Ibiza. Margarett Von Korff es su artífice. Descubrí su propuesta hace unos años cuando fui a trabajar a la mayor de las islas Pitiusas. En Santa Gertrudis descubrí cuatro hectáreas de despliegue eco, gastronomía y salud. El entorno lo protagonizan un huerto ecológico, olivos, lavandas, buganvillas, rosas, las vistas del campo, el canto de los pájaros y el croar de las ranas. Por la noche, cielo limpio y estrellado.

Von Korff orquesta una atmósfera ideal para reponer fuerzas y disfrutar. Cas Gasi es todo un acierto. La nómina de sus huéspedes es larga e importante. La última vez, estuve con Eros y lo pasamos en grande. Desde entonces, recomiendo Cas Gasi a mis amigos; que me consta, no han dudado en hacer sus reservas.

La piscina, un escenario de paz que invita a ser disfrutado con el sonido del campo.

Todas las habitaciones de Cas Gasi tienen camas vestidas con sabanas de algodón egipcio, terraza, suelos de terracota, mini bar exquisito y amenities de La Biosthetique (HD 325€-1.055€; +34 971 19 77 00; Casgasi.com). Otro motivo que hace único a este hotel es que, la familia propietaria adora a los perros y también son bienvenidos los huéspedes que viajan con su mejor amigo no humano. Para ellos, colocan un par de bowls y una cama.

Desayunando con Eros en la terraza de Cas Gasi. Camisa TOMMY HILFIGER y gafas GUCCI.

En cuanto a la gastronomía, el hotel ofrece cocina km 0 y slow food con su propio Aceite de Oliva Extra Virgen. Las clases de yoga están incluidas. Resulta irresistible reservar una carpa para recibir unos masajes. También dispone de un coche eléctrico para alquilar. Sin duda, hospedarse en Cas Gasi es una experiencia transformadora. Descubre más detalles de este destino tan especial haciendo clic aquí.


Texto y fotos: Christian Oliva-Vélez