Ciudad Eterna: diez direcciones para conocer su rostro más auténtico

Coliseo El Coliseo visto desde el Arco de Tito. Roma, c. 1860-1865, foto de Fratelli D’Alessandri. Copyright: © Archive Mazza-Fanelli, Paris.

El archivo fotográfico impreso por Taschen y las recomendaciones de una conocedora de Roma, te ayudarán a descubrir un nuevo canon de belleza que seduce.

En la Ciudad Eterna, la elegancia acompaña a la historia. La cultura del café de Via Veneto la inmortalizó Fellini. Quién no ha paseado por sus calles. Armstrong, Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn, Sophia Loren, Valentino. Ellos y otros se dan cita en uno de mis libros de esta semana, ‘Roma. Retrato de una ciudad’.

Valentino con la modelo Agnese en el patio del Palazzo Mignanelli, headquarters de su firma. Foto: Jonathan Becker para Vanity Fair (2004).
Tienda de delicatessen en el Portico di Ottavia, 1889-1900. Foto: Giuseppe Primoli, © Fondazione Primoli, Rome.

Antes de terminarlo, quiero hacerte un regalo de Reyes exclusivo, se lo encargué a Isabel de Estrada (periodista ítalo-argentina, publica libros y guías dog friendly, colaboradora habitual en The World Of Interiors, entre otras cabeceras, y co-fundadora de la Fundación Zorba). De todo lo que conoce , le pedí que seleccione diez sitios dog friendly y auténticos para brindártelos a ti por Navidad.

A continuación, los secretos mejor guardados de Isabel de Estrada. Abarca cinco restaurantes de auténtica cocina italiana, cuatro tiendas muy originales y un bar con clase. Restaurantes: Terra di Siena, Antico Falcone, La Carbonara, Il Pollarolo Il Buco. Tiendas: fragancias extraordinarias de Eau d’Italie, desde el año 1870 triunfan los básicos firmados por Schostal (Via Fontanella Borghese, 29) y para llevarte los mejores sabores de Italia: Alimentari Ruggeri y la enoteca Il Vinaio. Para culminar la noche, un cóctel en el jardín del bar del Hotel Locarno, es todo un acierto.

Roma con perro, animal no humano con su animal humano, resulta muy atractivo. Esta unión incondicional da lugar a nuevas proporciones; propongo que estas sean el nuevo canon de belleza. En cualquier caso, con esta guía de lujo, me imagino que tendrás ganas de hacer la maleta y volar a Roma con tu peludo. Mientras planeas tu propio Grand Tour, te recomiendo el libro de Taschen, cómpralo haciendo clic aquí.