Claus Porto perfuma nuestro viaje por Portugal

Claus Porto Afeitado en Claus Porto. Reloj Frederique Constant.

Claus Porto crea, desde el año 1887, fórmulas para un baño de lujo y fragancias elegantes que se convierten en objetos de deseo.

Hace años que utilizo los jabones de Claus Porto, su reconocido packaging, aroma y textura son los más refinados que conozco. Tengo encendida la vela ‘Brise Marine’, el vaso es de biscuit (60 €; 270 gr; 50-70 horas). Cuando la firma me la regaló, estaba hospedado muy cerca de donde partían las fragatas en Lisboa. Llevo ahora la colonia Musgo Real Classic Scent. Su alma me encanta, tiene notas especiadas, de maderas orientales como sándalo y pachuli, con acordes de vainilla.

Esta casa de Oporto es un templo de la belleza. Inmerso en su universo, con cita previa, no dudé en probar su servicio de afeitado. Su flagshipstore invita a hacer un recorrido por toda la historia e identidad de la casa. Esta es una oportunidad única para viajar al glamour y decadencia de la Belle Époque europea. También se puede asistir a workshops donde aprender a hacer jabón.

Además, descubrí las nuevas aguas de colonia creadas por Lyn Harris, una reconocida nariz británica e independiente. Ella ha capturado el espíritu de Portugal. No te pierdas su viaje de investigación.

Pasé un par de horas muy agradables e interesantes. Te recomiendo esta exclusiva experiencia olfativa, pásate por su local de la rua das Flores 22.

Claus Porto
Saliendo de Claus Porto.

Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: David Suárez