Feliz 2018 desde El Cielo de Madrid: un espacio de Events of Excellence

Yoga Meditando, nueva experiencia de introspección contemplando Madrid. Fotos: David Suárez Fernández.

El Cielo de Madrid también nos abre las puertas. En la cúspide de este Bien de Interés Patrimonial, despedimos el año y te deseamos un Feliz 2018.

Edificio Telefónica.
Esta ‘bola de cristal’ tiene el Edificio Telefónica, uno de los rascacielos de Madrid desde 1929 (el primero erigido en España);  y otras maravillas de la arquitectura de la capital.

Madrid es mi ciudad favorita. Estamos en el Palacio de la Prensa, catalogado Bien de Interés Patrimonial. En los noventa, Pedro Almodóvar eligió El Cielo de Madrid para rodar ‘La flor de mi secreto’. Antes que él, innumerables intelectuales y personalidades han pasado por este edificio desde 1930, año en el que fue inaugurado por los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Eros corre por los 150 m² de este espacio bautizado como ‘El Cielo de Madrid’. Desde su mirador, de estilo Madrid Imperial, me asomo por los once ventanales. Estas vistas panorámicas de 360º son incomparables. También hay ocho ventanas circulares, pertenecen a la fachada original del edificio, obra de Pedro Muguruza. Con treinta y un años, el arquitecto levantó el Palacio de la Prensa; uno de los primeros rascacielos de la Gran Vía.

Hombre
Me asomo desde El Cielo de Madrid. Entre el gentío consumista, mi mirada se fija en un perro. Él está con su mejor amigo humano en la puerta de una firma conocida, piden limosna. Como amor tienen, les deseo: ¡qué sigan juntos!
Gran Vía
La Gran Vía, al fondo, la Plaza de España y la Sierra de Madrid. El silencio, que en el espacio es absoluto, y la luz radiante crean una vista tan exclusiva como una obra de gran formato de Antonio López.

Bajo el mismo cielo llegó Eros a mi vida. En mi ciudad adoptiva —me vio crecer desde los 10 años—, siempre busqué la felicidad. Viví más de veinte años en Madrid. Es regia y, como en ninguna otra, aquí convive la sociedad más abierta de España. Como nada es para siempre, sin una dirección fija, ahora vivo viajando con Eros para fomentar #NoAlAbandono. Si fuera un dramaturgo, le dedicaría una obra a este escenario. Me gustaría quedarme para el atardecer pero tenemos un AVE en un rato. A cualquier hora del día, para las uvas o durante un evento, El Cielo de Madrid es incomparable. El espacio forma parte del portafolio de Events of Excellence (Beatriz Pastrana; +34 607 22 93 90; eventsofexcellence.es).

Real basílica de San Francisco el Grande
En el centro, Real basílica de San Francisco el Grande. La iglesia vio crecer a Eros, vivíamos al lado, en el barrio de Palacio. Este templo me inspiró y forma parte del nacimiento de este proyecto; luego fue cuando acudimos a la Audiencia General de Francisco.
Lorenzo Villoresi.
Mi perfume preferido del año: Incensi de LORENZO VILLORESI (lo encuentras en BoMonde.es). El valiente experimento floral-frutal del artesano me hace perder, hasta, el vértigo. Para más detalles del perfume, haz clic aquí. 
Teckel
Todos los días del año, y varias veces, Eros recibe besos tan grandes como el árbol de Navidad de la plaza del Callao.

Desde esta torre sobre la plaza del Callao, afirmo que, como en la capital del Reino no se está en ningún otro sitio. Este brindis de altura me evoca el refrán: «De Madrid al cielo».

Los edificios se sumergían en la luz. Antonio López

Frederique Constant.
Todo está bajo control con mi Horological Smart Watch de FREDERIQUE CONSTANT.
Plaza de Callao.
Desde El Cielo de Madrid, la plaza del Callao no parece estar muy concurrida; por ella pasan anualmente 113 millones de personas.
ASICS TIGER
Casi, sobre las nubes con las ASICS TIGER GEL-LYTE III.

Chándal TOMMY HILFIGER Zapatillas ASICS TIGER Mochila EASTPAK X VUARNET Reloj FREDERIQUE CONSTANT Perfume LORENZO VILLORESI Collar MASCOBOUTIQUE Chapa identificadora RED DINGO 

Dirección y textos: Christian Oliva-Vélez
Fotos: David Suárez Fernández