Ficción o realidad, el abandono no es una opción

Reading Time: 2 minutes

Vida de perro, cortometraje que nadie debería dejar de ver y compartir. Abandonar a un miembro de la familia, indefenso y 100% dependiente, es un acto que degrada la raza humana.

La historia narrada en Vida de perro me conmovió. Este cortometraje, de 10 minutos de duración, no se parece en nada a la comedia creada por Charles Chaplin, A Dog´s Life (1918); donde los sueños de un vagabundo con perra se hacen realidad, ambos son aceptados por la nueva novia del personaje que interpreta Chaplin. En cambio, este otro relato del año 2010 está protagonizado por una pareja que se adentra en un bosque con intenciones oscurasMuestra la cara de la cobardía, la falta de amor propio y la inseguridad.

En la primera secuencia, el hombre vive un conflicto de afectos. Parece que su futura mujer le asestó un golpe muy bajo y le obliga a elegir. Él, sumiso, acepta sus órdenes; en el fondo, no quiere hacer lo que le pide pero no se respeta lo suficiente. Entonces, ¿quién vive aquí una vida de perro? En el desenlace, por un golpe de suerte, aparece la culpa y el arrepentimiento. Los acontecimientos brindan una segunda oportunidad a una amistad que nunca se romperá, la del hombre y el perro.

Cartel del corto «Vida de perro».

Este corto me hizo ver algo en lo que no había reparado aún. Pensé que los motivos de abandono eran: comportamiento, camadas indeseadas, factores económicos, fin de la temporada de caza, cambio de domicilio, por el capricho de un niño, pero nunca porque a una parte de la pareja no le gustaran los perros. Inaudito.

Ahora me doy cuenta de que existe otra causa. Esto me lleva a recordar algo que solía decir yo en voz alta y cuando era más joven: nunca te fíes de alguien que no le gustan los perros. Aunque yo no aceptaría a nadie así como pareja —creo en los sueños, como Chaplin—, me preocupa que otros sí lo hagan. En la realidad, vivimos en una sociedad donde existen miles de personajes que maltratan a los más débiles y vulnerables. Esta situación nos perjudica a todos (humanos y no humanos). Si alguien es capaz de romperle el corazón a su fiel compañero/a, ese no es un miembro fiable de la comunidad y, a saber, que otros delitos podría llegar a cometer. No permitas que entre gente así en vuestro hogar.

Aunque vivamos en una sociedad civilizada y en un país (España) desarrollado, la relación entre el hombre y el perro sigue siendo muy vulnerable (más de 104.501 abandonos al año); y eso que existe desde el paleolítico. Parecería que el hombre no ha evolucionado tanto como el canis aureus, el perro nunca nos abandonaría. Por lo tanto, el abandono denigra a la raza humana; el abandono no es una opción. El presente corto, dirigido por Carlos Font y con guión de Sergi Martí, debe seguir sumando visualizaciones.

No olvides ver el cortometraje, me encantaría conocer tus impresiones. Gracias de antemano por difundir el mensaje de Dog Friendly traveler: ¡#NoAlAbandono!


Texto: Christian Oliva-Vélez