Furnas, lujo en la jungla

El Furnas está inmerso en la naturaleza.
Reading Time: 2 minutes

En Las Azores, disfruta de un Fin de Año relajante, rodeado de naturaleza y en un hotel boutique.

En la verde y preciosa isla de San Miguel, la más grande y frondosa de Las Azores, se alza el macizo volcánico de Furnas. Es una isla con pocos habitantes y la menos visitada del archipiélago. La naturaleza silvestre ofrece allí múltiples posibilidades para la tranquilidad, el confort, el descanso contemplativo y el contacto con el paisaje. En una antigua quinta se encuentra el Furnas Boutique Hotel. El entorno es un paraíso. El hotel cuenta con la mayor concentración de aguas termales de Europa. Un destino ideal para relajarse y disfrutar.

En un edificio de piedra, rehabilitado con mimo, podemos encontrar habitaciones de diseño sobrio, elegante, funcional que realzan la sensación de tranquilidad. El centro termal y Spa cuenta con 10 salas de tratamiento. Un espacio lleno de luz con agua proveniente de un manantial telúrico ferroso y con piscinas calientes en el exterior y en el interior. Pureza, sencillez y eficiencia son la base de sus tratamientos destinados a liberar el cuerpo y la mente de toda carga y preocupación.

La experiencia natural que regala tan extraordinario paisaje también contempla la aventura para aquellos viajeros de espíritu inquieto. El hotel organiza todo tipo de actividades que tienen la naturaleza como eje central. Desde la observación de cetáceos hasta las excursiones por los increíbles parajes, sin olvidar la ruta de las aguas termales.

Para terminar muy bien el año y empezarlo renovado, Furnas ha diseñado el programa “Bienvenido a la jungla”. Incluye dos noches de alojamiento con desayuno, paquete de bienvenida en la habitación (para ti y tu perro) y cena de Fin de Año con bebidas incluidas, fiesta con DJ y brunch de Año Nuevo con selección de bebidas. Desde 1.022 euros en habitación doble (impuestos incluidos). 


Fotos: Furnas