Iberostar Las Letras Gran Vía, un remanso de paz con vistas al cielo de Madrid

Iberostar con perro Eros en nuestro cuarto, habitación número 605, doble superior del Iberostar Las Letras Gran Vía.

El hotel Iberostar Las Letras Gran Vía vuelve a emocionarme. Descubre la mejor dirección dog friendly de Madrid Central.

El hotel Iberostar Las Letras Gran Vía tiene una ubicación privilegiada en la capital, en el nuevo Madrid Central; a pocos pasos del Metro y a pie de lo más interesante de la ciudad. Siguiendo en con la filosofía del Iberostar Group, que se ocupa de cuidar el medioambiente, viajamos en Metro desde la Estación de Chamartín. Salimos en Sol (la parada de Gran Vía está siendo reformada). En el corazón de Madrid, Eros y los caballos de la Policía Montada se saludaron. El Oso y El Madroño nos vieron pasar de camino a nuestro hotel.

Al llegar, nos gustó encontrarnos con caras conocidas. Eros se recibió mimos de Lolo, Úrsula, Javier, Ana, Germán y David. Javier Sagardía, jefe de recepción, se encargó de recibirnos. Después de registrarnos, subimos en el ascensor. Qué expectación, yo no sabía que número de habitación nos habían asignado. Sagardía presionó el sexto piso. Mi emoción se elevó. Eros sabía lo que yo desconocía, salió disparado hacia la izquierda y directo a la zona donde se encontraba nuestra habitación. Ya no quedaban rastros de él y, al encontrarse con tres puertas, no supo cuál podría ser la nuestra. Sagardía se asombró de la memoria de Eros.

El hotel perfecto de Madrid Central

Para mi sorpresa, Sagardía me señaló la escalera que conduce a la 605. En esa misma habitación nos hospedamos quince días y, por primera vez, con el amor de mi vida. Imagínate lo emocionado y agradecido que me sentí. Estábamos otra vez en la torre. Después del trabajo de campo que realicé de los hoteles de Madrid Central, este es el único que cumple con todos los requisitos. Excelente servicio, admiten huéspedes de cuatro patas, luz natural en abundancia, silencio, comodidad, amplia oferta gastronómica y, en verano, piscina. Cogí una cápsula ecológica de café y contemplé el cielo de Madrid. Así de magnífico fue el comienzo de esta nueva experiencia en el Iberostar Las Letras Gran Vía. Pronto te contaré más detalles de este viaje a mi ciudad favorita.

Iberostar Las Letras Gran Vía
Mirando Madrid desde uno de los siete ventanales de nuestra habitación en la torre.

Texto y fotos: Christian Oliva-Vélez