Iberostar Las Letras Gran Vía, donde encontré la torre del amor

 

Elegí la mejor habitación del centro de la ciudad para vivir Madrid con mi pareja y Eros.  

Gran Vía, número 11, sexto piso, habitación superior número 605 del Iberostar Las Letras Gran Vía. Esta fue la dirección de nuestra residencia durante el pasado verano. No fue fácil encontrar un hotel que cumpliera con todos nuestros requisitos. Analizo, y mucho, cada destino e incluso, llego hasta donde haga falta para conseguir lo que deseamos. No soy de aceptar lo que me dan, elijo yo. Como se trataba de nuestra estancia más especial, reservamos la única torre del centro con siete ventanales, aislada, dog friendly y con piscina; por esas fechas, arde Madrid (suplemento mascota, 30€).

Madrid es mi ciudad favorita. Hace cuatro años, allí me animé con mi proyecto altruista. Aporto lo mío para que las redes ardan con el mensaje, #NoAlAbandono de perros y demás seres sensibles. Gracias a una foto nuestra en la Puerta de Alcalá, publicada en Instagram, conocí al amor de mi vida.

Cappuccino Grand Café Madrid
Eros y Sergio Márquez en Cappuccino.

El cantante Sergio Márquez viajó más de 10.000 kilómetros para reunirse conmigo y compartir nuestras primeras vacaciones juntos. Y sí señor, la torre ardió. Enamorados, apenas nos importó que la ciudad ardiera, comimos muy rico en sitios dog friendly y nos refrescamos en la piscina que teníamos a los pies de nuestra torre. Sin más, mañana en @dog_frienly_traveler, mi desnudo autocensurado.


Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: Sergio Márquez/ Christian Oliva-Vélez