Lola Sopeña, empresaria, dice #NoAlAbandono

 

Lola Sopeña
Eros y Lola Sopeña.

Lola Sopeña me sorprende con su propuesta de medicina y cirugía estética y se suma a la campaña de Dog Friendly traveler.  

Lola Sopeña tuvo durante años una agencia de modelos y fue directora de casting y se reinventó. La empresaria unió la belleza y la medicina y creó Lola Sopeña Medicina y Cirugía Estética. Me confesó que es un negocio muy divertido, se ha dado cuenta que todos queremos estar guapos hasta los 90 años. Para ello, ficha a buenos médicos cirujanos (estén donde estén) y ofrece tarifas competitivas.

En sus clínicas uno de los tratamientos estrella es el PRP para el pelo. A esta bio estimulación los hombres no pueden resistirse, esto confirma que, la regeneración capilar es el sueño de muchos. El lifting sin cirugía o Radiesse favorece muchísimo, su viales se infiltran, rellenan y dan tonicidad; aporta volumen. Para rejuvenecer el rostro —quitar las arrugas de la parte superior, la Toxina Botulínica de Vistabel es la aliada perfecta. Sopeña afirma que el bótox de esta marca es el que más dura y el que da un aspecto más natural.

Una tarde de junio, Rafa Ríos (de la agencia Mr. Rios & Mr. Thot) me presentó a Sopeña. Al traspasar las puertas de su clínica del barrio de Salamanca resulta irresistible no caer en la tentación. Me tentó el rejuvenecimiento facial sin cirugía. Viendo ahora el antes y el después, haber borrado mis arrugas fue: ¡un acierto! Entré a una cabina y un médico cirujano me infiltró botox. En cinco minutos, el doctor ya había terminado. Días después, como por arte de magia, he rejuvenecido. Este tratamiento dura de cuatro o seis meses.

Lola Sopeña Medicina y Cirugía Estética se ha convertido en mi nuevo secreto de belleza. Estoy encantado con los resultados de esta primera experiencia: ¡gracias, Rafa y Lola!


Texto y foto: Christian Oliva-Vélez