Múnich es un destino dog friendly

Fachada del Mandarin Oriental, Múnich.
Reading Time: 4 minutes

Múnich, capital de Baviera, ofrece placeres del mundo real para todos. Creo que mis recomendaciones hubieran salvado hasta el amor de Tannhäuser y Venus.

Múnich evoca el Oktoberfest, los BMW y el Bayern. También están las torres de cúpula bulbosa, de cuento, la Marienplatz, al Viktualienmarkt (mercado gastronómico del siglo XIX) o los cisnes del lago frente al palacio de Nymphenbur (Museo del Hombre y la Naturaleza). En dicho museo, uno se puede acercar al trabajo de Darwin y Mendel. A muchos les vendría bien hacer un repaso a la evolución.

Vistas de los tejados del barrio antiguo desde el hotel.

Lujo 100% friendly 

Sin emular al excéntrico Luis II de Baviera, te recomiendo alojarte con tu perro en el Mandarin Oriental, Munich. El hotel está ubicado en el barrio antiguo. Esta residencia del nuevo lujo y confort la envidiaría hasta el mismísimo rey decimonónico. Para nuestro hijo no humano han creado un set estupendo, que cuenta con una cama tejida a mano en Alemania, spray aromatizador, lavettes (guantes de lavado) y snacks. El mismo ha sido ideado en colaboración con Lila Loves It, marca de cuidado canino. Todos los perros son bienvenidos sin importar su peso, la tarifa adicional por noche es de 50€. 

Set de bienvenida para los huéspedes de cuatro patas.

A pocos pasos del Mandarín Oriental, Múnich

Al salir de esta residencia temporal, no se puede dejar de hacer una ruta de 4 kilómetros por el Jardín Inglés y pasear por el río Isar. Si viajáis en verano, anímate a bañarte con tu perro en la playa nudista del río Eisbach. Visitar juntos el entretenido y popular barrio de Glockenbachviertel, de atmósfera alternativa. Recuerda que en el norte de Europa se cena muy pronto.

Teckel de pelo duro disfrutando de Múnich.

Adéntrate en el alma germana

Cuando visito un destino me fascina documentarme antes para conocer el estilo de vida, pensamiento y propuestas artísticas. Si deseas acercarte al alma alemana, te recomiendo leer a Thomas Mann, conocer el pluralismo de Hannah Arendt, descubrir el trabajo de los expresionistas del grupo Blaue Reiter o la lucha no-violenta emprendida por los hermanos Scholl. Mientras tanto, os gustará escuchar la música de Richard Wagner. Si compras en firmas de lujo, dejaros caer por Maximilianstrasse. En esta línea, un acierto sería solicitar un retrato de tu perro a la casa de mosaicos y cristales, Mayer’sche Hofkunstanstanstalt.

Planes instagrameables 

Como el slow travel es el estilo de los viajeros con perro, el senderismo resulta un plan irresistible. A tan solo una hora de Múnich llegarás a Bad Tölz, el paisaje alpino es magnífico. Vive de cerca el escenario perfecto, de un cuento de hadas, contemplando el Neuschwansteinuno de los castillos del rey loco. El hotel se puede encargar de esta visita.

Neuschwanstein.

Elige el mejor momento para brindar 

Y si eres devoto de la cerveza, en otoño, no te pierdas la multitudinaria Oktoberfest, una de las festividades más populares del mundo (desde finales de septiembre hasta la primera semana de octubre). Si eliges el Mandarin Oriental hasta podrás acceder a la muy solicitada y famosa carpa Schützen-Festzelt. En cualquier época del año encontrarás cervecerías al aire libre como Chinesischer Turn, la más antigua de la ciudad. Si te gusta conducir, el hotel puede darte las llaves de un BMW i8; si bebes no conduzcas.

Experiencia BMW i8.

Múnich, ofrece alta calidad de vida

Esta capital del viejo continente se ha convertido en un destino de ensueño. Según el ranking elaborado por la consultora Mercer, que estudia cuáles son las ciudades en las que mejor se vive, Múnich está en el tercer lugar por ofrecer la calidad de vida más alta del mundo. Y como tiene uno de los aeropuertos mejor conectados del planeta, estés donde estés, no hay excusas para no ir con tu perro (el Mandarin Oriental, Múnich está a 35 minutos de distancia).


Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: Donau und Altstadt/ Mayer’sche Hofkunstanstanstalt/ Christian Kasper