No te avergüences si, a veces, los animales están más cerca de ti que las personas. Ellos también son tus hermanos. Francisco de Asís