Peratallada, el pueblo con más encanto del Ampurdán

Peratallada Plaça dels Esquiladors, mi rincón favorito de Peratallada.

Peratallada es un escenario de la Edad Media, la villa  más bonita de Cataluña. Este paseo, con perro, hay que hacerlo al menos una vez en la vida.

A pocos minutos de la Costa Brava, se encuentra Peratallada. En mi memoria, Perratallada resiste inmóvil, la visité con mi madre, todos mis hermanos (6) y mi sobrina. Esta villa medieval está en el Baix Empordá (Gerona). El chofer no esperó en el parking, se aparca extramuros. Accedimos por la Puerta del la Virgen, la mejor conservada.

La tristeza, la preocupación y el color amarillo del separatismo no tienen cabida en este pueblo que parece de cuento; me imagino que será para no ahuyentar al turismo, viven de el. Está muy bien conservado, las tiendas de artesanías locales, otras traídas desde Asia o África, y los restaurantes son muy tentadores. Pasear por el laberinto de este Conjunto Histórico-Artístico es muy romántico, espectacular. Está engalanado de trepadoras y la buganvilias. En Peratallada (pera significa piedra y tallada, cortada). De piedra son las calles, las casas, el castillo, las torres, la iglesia, sus plazas, el puente y las murallas de los siglos XI–XIV. Me encanta perderme por esta villa de piedra, donde la señora feudal es la belleza.

Dejamos la comarca de La Bisbal d’ Empurdà para volver a nuestro hotel, el Alàbriga Hotel & Home Suites, Gran Lujo a los pies del mar en Sant Feliu de Guíxols.

Peratallada
Iglesia de Sant Esteve, principios del siglo XVIII.

Texto y fotos: Christian Oliva-Vélez