Pousada de Lisboa, el mejor hotel para disfrutar de un city break

Pousada de Lisboa Welcome para Eros de la Pousada de Lisboa.

La Pousada de Lisboa es nuestra residencia de lujo en la Baixa Pombalina. Síguenos. Comienza nuestro viaje por Portugal.

Bajamos de nuestro coche en la Praça do Comércio, la más imponente de Europa. Entramos en la Pousada de Lisboa, alojada en un edificio histórico pintado de amarillo real. Hacer una reserva es muy fácil, entras en pousadas.pt, pones tú teléfono y ellos te llaman; hablan tú idioma.

Lisboa
Valor, genio y gloria (Arco de Augusta).
Lisboa
Estatua colosal de José I y su fogoso caballo.

  Si fuese Dios, pararía el Sol sobre Lisboa. Assis Pacheco

Café Martinho da Arcada
Café Martinho da Arcada, Pessoa y Saramago lo frecuentaban.

En el breve proceso de registro, me entregaron su ‘Dog Access Policiy’. El documento describe la admisión de perros, hasta 15 kg, uno por habitación, y solicita que la cartilla esté al día. En cuanto al comportamiento, se espera el mismo que el de un huésped humano (extra, 25 €/ noche).

En nuestra suite, encuentro una cama para Eros y varios detalles para él acompañados por una carta para Eros. Woof woof, así comienza la misiva dirigida a mi hijo no humano. Sobre una butaca, las fragancias que me acompañarán en este viaje, son un obsequio de la casa Claus Porto: ¡me fascinan!

Claus Porto
CLAUS PORTO me envió una bolsa con regalos.

Me asomo por la ventana, tejados de la Baixa Pombalina y, a lo lejos, el Castillo de San Jorge. Tomo ginjinha (licor de guindas; 23º de alcohol) y pasteles de nata. Qué ganas tenía de saborear Lisboa.

Castillo de San Jorge.
Castillo de San Jorge.

Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: David Suárez