The Oitavos, el mejor hotel de la Costa Atlántica

The Oitavos atrapa, no querrás marcharte y volverás.

El mejor hotel de Cascais apuesta por la buena vida. La salud y el deporte parece que han encontrado aquí su nueva residencia atlántica (HD 155€ a 1.095 €; suplemento perro 35 € por noche, máximo 20kg; Theoitavos.com). The Oitavos ocupa un total de 55 hectáreas dentro del Parque Natural de Sintra– Cascáis, en la zona de Guincho, el paraíso del surf.

Entrada principal.

Entrada principal.

Este cinco estrellas mira al mar con diseño y simplicidad. El edificio tiene forma de ‘Y griega’, está revestido de vidrio y en el se refleja el entorno. Cuando lo visites, verás que es un hotel azul, relajante como la lavanda. La piscina climatizada tiene vistas al mar y al campo de golf de 18 hoyos que ocupa el puesto 58 en el top 100 de campos en la prestigiosa revista Golf—, invita a nadar y a descansar.

El Spa sorprende con su baño turco y la sauna gracias a ventanales inmensos que integran la naturaleza. Y con sus tratamientos de cabina, el Spa atrapa. En Quinta da Marinha, urbanización donde se encuentra el hotel, The Oitavos posee el Quinta da Marinha Health Club y el Racket Club. Se trata, quizás, del mejor espacio del país dedicado al deporte in-door y out-door. En esta exclusiva zona residencial también se puede montar a caballo en el Centro Hípico, otra de las propiedades del hotel.

La sauna, como el resto del Spa, tiene vistas a las dunas. Es un espacio muy estético y relajante.

La sauna, como el resto del Spa, tiene vistas a las dunas. Es un espacio muy estético y relajante.

En cuanto a la gastronomía, destaco el sushi, las ostras, la langosta, los arroces, los pescados del día y los postres del pastelero Joaquim de Sousa. Para acompañar las propuestas de esta cocina portuguesa bañada por el Atlántico, no hay mejor elección que los vinos de Quinta do Côtto, bodega familiar, y el champagne. Los deliciosos pasteles de nata y el café Delta Diamante culminan comidas inolvidables. Sus noches, cubiertas por un manto de estrellas, son elegantes, suena el piano de cola negro o una excelente selección musical. Destaco además la magnífica atención de su staff. Aprecio la educación portuguesa, son respetuosos y muy cálidos. En The Oitavos, la dedicación por hacer feliz al huésped es una pasión.      

Las habitaciones son amplias, regalan comodidad, privacidad y silencio. Los perros de los huéspedes son bienvenidos. Allí está Totas, el teckel de la familia Champalimaud, propietarios de este territorio de lujo. Él suele ir a la playa de Guincho. Pasear por las dunas del Parque Natural y los bosques de Quinta da Marinha aseguran horas de senderismo. Asimismo, contando con 300 días de sol al año, no pueden faltar las visitas a la playa de Guincho, a Sintra y a Cascais. Viviendo The Oitavos, el charm de la Costa Atlántica te robará el corazón. Más adelante te contaré en ‘Destinos’ nuestra última experiencia en este fantástico paraíso portugués.

Atlantic Suite.

Atlantic Suite.


Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: The Oitavos

2 Comentarios

  1. Pedro

    Se nota que el Señor que escribe este articulo no conoce muy bien la zona, sino no se entiende que diga que este es el mejor hotel de la costa atlántica. Ni para dormir ni para comer es lo mejor de esa zona.
    Para dormir, le recomiendo que se aloje unos días en Penha Longa y después ya veremos que opina de las instalaciones y del servicio de The Oitavos. Si le gusta la comida japonesa, en Penha longa tiene un restaurante japones considerado como uno de los mejores de Portugal.
    Para comer, le recomiendo Porto de Santa María y Monte Mar en el Guincho. En ambos establecimientos los pescados y los mariscos son insuperables.
    Para dulces, visitar la pasteleria Garrett en Estoril.

    Responder
    • Dog Friendly traveler

      Gracias por tus impresiones y por tus recomendaciones, tomo nota. En Cascais me decanto por aquellas que miran al mar; como se puede ver, el post está dedicado solo al hotel y a sus propiedades. Asimismo, afirmo que es difícil comer mal en Portugal. De todos modos, de cada lugar que elijo, valoro el espacio, su ambientación, la mesa, el diseño de sus cartas, los uniformes, la atención que recibo yo y Eros, su limpieza, la iluminación, la gente que acude, las vistas, el sonido, la acústica, el perfume… Por todo ello, mi análisis es dedicado, profundo, y donde aprecio el trabajo bien hecho de las personas. Aprovecho para invitarte a descubrir otros sitios que conocí en otro viaje que hice a The Oitavos aquí https://dogfriendlytraveler.com/2015/06/03/the-oitavos-protector-del-planeta/ También dedicaré pronto nuevas crónicas de mi última experiencia, seguro que te gustarán. Por último, como bien afirmo, en The Oitavos se duerme genial -cama, almohadas y sábanas son de algodón Sam Pedro (portuguesas) y el silencio está asegurado- y se come muy bien entre otras bondades que regala este magnífico hotel de diseño; no dejes de ir. Te recomiendo la suite número 150 o 250, tendrás vistas a la piscina, campo, pinos, al Océano Atlántico, a las estrellas y podrás tomar sol en la gran terraza de la suite hasta el atardecer.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escrito por Dog Friendly traveler

Me llamo Christian Oliva-Vélez, llevo 6 años viajando con Eros y estudiando el mundo del can. Como lo bueno se comparte, desde el año 2014 ofrecemos nuestro contenido gratuitamente en la Web de Dog Friendly traveler®, emprendimiento original, único e incomparable.

Publicado el Feb 28, 2017

También te puede interesar…

A %d blogueros les gusta esto: