Despidiendo el año desde el Four Seasons Hotel Buenos Aires

Celebré un día de salud en el Four Seasons, en su  Mansión de la Belle Époque. Piscina, dieta saludable, yoga, Spa y una gran alfombra para Eros. Se va el 2016 con el mejor regalo, Eros esta sano.

Días atrás, Eros presentó unos síntomas que me llevaron a medirle la glucosa. Después de las mediciones con el glucómetro, le diagnostican diabetes. El tratamiento, insulina de por vida. El mejor endocrinólogo de Argentina estuvo al corriente del caso. Sufrimos los dos. Después de varias punciones en la orejas e interior del labio, de la compra de insulina y glucómetro, recibimos los resultados de sus dos analíticas y: ¡Eros está sano! La veterinaria Diógenes  había medido equivocadamente sus niveles de glucosa. 

Es Navidad y el mejor regalo es que Eros esta sano. Él sabe vivir el presente mejor que yo. Necesito mimos para quitarme de encima tanta mala energía. Elegí el Four Seasons, que tiene la única piscina al aire libre en un hotel de lujo en Recoleta. Bajamos por la calle Cerrito, donde está La Mansión del hotel, fue el palacio Álzaga Unzué y declarado Bien de Interés Histórico Artístico. Los primeros dueños de esta suntuosa casa, que no tuvieron hijos, convivieron con varios perros.

Accedimos al Four Seasons por el moderno edificio de la calle Posadas. El ambiente esta perfumado por una fórmula de Fueguia 1833, la firma del perfumista Julián Bedel. Al frente de esta insignia en la hostelería de Sudamérica, que fue reformada con 50 millones de dólares, está el empresario dubaití Ali Saeed Juma Albward.

Rodeados por una boiserie de roble, imponente, encontramos la cama de Eros junto a la chimenea de estilo eduardiano. También hay un conejo de peluche, comida, bowls y agua Evian (las mascotas, pequeñas o medianas, que se hospedan en el hotel, no pagan extra). Juego con Eros hasta que deja sin orejas al conejo. Me preparan la mesa para la comida en la galería. Todo estuvo exquisito.

Más tarde llegó Dolores Wetzler (@adarsayogaroma), profesora de yoga. Pasé un rato por el ‘Spa cielo’. Nos despedimos de Lisa, Florencia, Gastón, Diego, Miriam y, en especial, de Gabriel Oliveri (director de marketing). Ha sido un día estupendo. ¡Felices Fiestas!


Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: Dolores Wetzler

0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escrito por Dog Friendly traveler

Me llamo Christian Oliva-Vélez, llevo 6 años viajando con Eros y estudiando el mundo del can. Como lo bueno se comparte, desde el año 2014 ofrecemos nuestro contenido gratuitamente en la Web de Dog Friendly traveler®, emprendimiento original, único e incomparable.

Publicado el Dic 29, 2016

También te puede interesar…

Tu privacidad es importante para nosotros Este portal Web de Dog Friendly traveler® únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Puede gestionar las preferencias de privacidad haciendo clic en Configurar. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a Dogfriendlytraveler.com que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.Para dar su consentimiento para el uso de Cookies y acceder al sitio, pulse el botón Aceptar.    Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: