Mandarin Oriental Milán y Lombardía con el Alfa Romeo Giulietta Spider

Mandarin Oriental Milán El clásico de Mandarin Oriental Milán.

Explora el norte de Italia al volante de un clásico. El estilo milanes es dog friendly y lo firma el Mandarin Oriental Milán.

El Mandarin Oriental Milán ha diseñado tres recorridos por el Norte y conduciendo un clásico de la casa Alfa Romeo. Los itinerarios abarcan algunos de los destinos más atractivos y menos conocidos de Lombardía.Esta resulta una oportunidad para sumergirse con estilo en la cultura regional y aprender de los artesanos locales. Todo ello es posible mientras disfrutan de una estancia y desayuno cinco estrellas en el Mandarin Oriental Milán. Los hijos no humanos son bienvenidos (hasta 12 kg) y no hay que pagar ningún extra por la estancia del perro, algo habitual en los hoteles de lujo auténtico.

Los huéspedes, que reserven estos recorridos, conducirán un Alfa Romeo Giulietta Spider construido en 1955 (biplaza). Su ‘curva es bella’ y asegura una conducción única y placentera. Quitando la capota de Pininfarina, el ruido del motor y al viento, disfrutarán de las vistas del lago Maggiore y catarán sus mejores quesos. Podrán pasear por Bérgamo, asistir a una clase de cocina tradicional y recorrer sus estrechas calles flanqueadas por edificios medievales y renacentistas. O bien, llegar hasta Cremona, una comunidad célebre por los artesanos de la casa de violines Antonio Stradivari. Son tres tours, entre 2.800 y 3.500 euros; el almuerzo está incluido en cada excursión. El hospedaje en el conjunto de edificios del siglo XVIII que componen el hotel, en el corazón de la ciudad, tiene un precio de 825 euros (estancia y desayuno; room service o en el restaurante).


Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: Mandarin Oriental Milán