Saó, lo mejor de la comarca del Alto Urgel

Reading Time: < 1 minute

El Alto Urgel fue uno de nuestros primeros destinos elegidos para fomentar las experiencias con perro y así motivar un mundo mejor para nuestro amigo y sus semejantes. Hasta que podamos volver a viajar, recuerdo la emoción que sentimos al llegar. A través de Dog Friendly traveler®, disfruta de la libertad en su máxima expresión.

Al volante del Mini Countryman (que alquilé) llegamos al desvío que está a 10 kilómetros de Bescarán, un pueblo en Valles de Valira, municipio de Cataluña perteneciente a la provincia de Lérida, en la comarca del Alto Urgel. Con mucha ilusión, recorrimos 15 minutos por un camino serpenteante. A 1.350 metros de altitud la luz estaba tamizada. Las sombras creaban misterio. Los colores eran un espectáculo para la vista.

Detuve el coche. Nos bajamos para contemplar el Alto Urgel. Entre montañas, nuestro destino final, una histórica aldea de pizarra. Escuchamos el silencio de la naturaleza. Se oía el eco de los cencerros de las vacas. El cielo lo surcaban los quebrantahuesos. Después de que Eros hiciera sus necesidades, pisé el acelerador. Entre aquellos tejados pintorescos y un campanario Románico, nuestros anfitriones nos esperaban en el hotel Saó.

Tomé las fotos de esta experiencia en el Alto Urgel con el móvil que tenía en aquel entonces, un iPhone 4S. Así fue como llegamos al reino del silencio. Haz clic aquí si quieres para saber más acerca de esta experiencia.


Texto: Christian Oliva-Vélez