Sil´s Cakes American pastry, la novedad dulce de Barcelona

Sil´s Cakes se originó durante los primeros meses de maternidad de Silvia González. La abogada apartó la jurisprudencia y, con el apoyo de Mario Romero, su marido, creó un nuevo negocio en Barcelona.

Sil´s Cakes American pastry
La brand de la repostería viste la esquina de la calle Tordera.

Llovía y hacía frío. En una esquina de la calle Torrent de l’Olla 62Sil´s Cakes American pastry despertó mi apetito; era la hora del té (+34 923 213 11 83). Desde aquella tarde, ya probé brownies y cookies con dulce de leche Márdel y la tarta de zanahoria (1,60 a 6 €). Me falta probar sus versiones de cheesecake. No hay otro sitio igual en Barcelona. Huele a mantequilla, azúcar, chocolate, tartas y galletas.

Por sus dulces perfectos, parece el escenario de un cuento de hadas. Desde hace dos años, Sil´s Cakes se desmarca de la repostería tradicional. Las recetas no llevan crema, hay Nuttella (auténtica) en abundancia, azúcar blanca y rubia de calidad, huevos de corral, harina de la región y frutas de temporada. En lugares como este, se puede comprender porque Hansel y Gretel, los personajes de los Hermanos Grimm, cayeron en la tentación.

Sil´s Cakes American pastry
Eros con Silvia González y Mario Romero, propietarios de Sil´s Cakes American pastry.

Al frente están Silvia González, Mario Romero y un equipo eficiente (7). Silvia es madre y abogada. Al quedarse embarazada, estuvo tres meses de baja y empezó haciendo el típico bizcocho de yogur. Así fue como descubrió su pasión, la pâtisserie. Estudió en Hoffman y en Espai Sucre. Dejó la abogacía, Mario la apoyó y, hace cinco años, se embarcaron en este negocio. Las creaciones de la casa han conquistado los paladares de clientes fijos y sirven a 50 restaurantes. Hasta han llegado a recibir un encargo de Emiratos Árabes Unidos, un jeque pidió 1.000 capcakes que fueron enviados hasta Abu Dabi.

Repostería.
El escaparate, amplio y del suelo al techo, deja al descubierto el obrador y todas las tentaciones.

Por lo que he visto, Gràcia se vive y disfruta al máximo. Es decir, no todos están a dieta. Isabel Coixet es una de sus clientas, un día publicó una foto con el hashtag ‘#fuckthediet’ y así es como Mario dio con el claim de la marca. El próximo paso, abrir la tienda on-line (empezarán con envíos locales). Sil´s te atrapará cuando la visites. Si te cuesta elegir, prueba una cookie de Nutella (la más vendida) y date el gusto: fuck the diet!