Dupond-Smith, discreción y ultra diseño en Le Marais

Foto cortesía del hotel Dupond-Smith.

Encontré el pied-à-terre ideal en París. No es un sueño y tú también podrás vivirlo con tú perro.

Con Eros en la puerta del hotel. Foto: David Suárez Fernández.

El hotel Dupond-Smith es un elogio de discreción cinco estrellas, el más chic del distrito Marais. Se trata de un universo ideado para unos pocos afortunados, fue orquestado por las arquitectas Anne Peyroux y Emmanuèle Thisy. Sus ocho habitaciones son muy cómodas y están vestidas de diseño, suelen estar ocupadas y recomiendo reservan con antelación. Te enseñaré la junior suite donde nos hospedamos recientemente con Eros. Se llama James Jewel, sus 39 m2 son un verdadero lujo en París, tiene techos altos y es muy luminosa. La entrada es de boiserie, cuelga un espejo de My Moon My Mirror para Diesel Creative Team por Moroso e incluso no le falta un toillete. El salón y la habitación están vestidos con cortinas amarillo de cadmio y el gris lo pone la moquette de Hamilton Balsan. La decoran también piezas icónicas de diseñadores reconocidos. Arriba del sofá, realizado a medida por Peyroux & Thisy, ilumina el aplique “Nuage” de Philippe Nigro para la casa Foscarini. La coffee table es de vidrio y con patas curvas de madera, un diseño de Moebius de Objekto. El sillón es una pieza del reconocido valenciano Jaime Hayón. En la habitación, la lámpara de la mesilla de noche es de New Wave para Verrier Panton Verpan. En el cuarto, una nube como cama y un escritorio con una lámpara amarilla de Diesel Creative Team.

Junior Suite  James Jewel.

Para el perro, colocan bowls de la marca Hunter con mensajes (“you only live ones” y “enjoy dinner”) y una botella de agua Evian. Los amenities tienen su propio espacio en una pequeña cocina, donde no faltan los exquisitos Kusmi Tea, Nespresso, tentadores snacks orgánicos y un vino estupendo del viñedo del propietario. Para disfrutar de una comida, tienes una mesas para dos con sillas diseñadas por Norman Cherner.

Bowls para los huéspedes de cuatro patas, esas son las de Eros. Foto: David Suárez Fernández.

El baño es fabuloso, bañera grande, ducha, WC independiente y exclusivos amenities de Maison Martin Margiela. En este mismo espacio, te sorprenderán las cápsulas de colores y de diseño interestelar, contienen fórmulas de aceites esenciales 100% naturales para meter en un dispositivo de la ducha; esta revolución la firma Skinjay. Las cápsulas se introducen en el módulo de la ducha, el sistema ofrece la última tecnología; los aceites los ha creado el eco-perfumer Jean-Charles Sommerard (9,90 € cinco cápsulas). Los albornoces los firma también Margiela, su cuello es único, es parecido al del smoking.

A mi, la junior suite James Jewel (1909 – 1995; humorista y actor) del Dupond-Smith me pareció: wow! El apartamento ideal. El desayuno se sirve en la habitación o en el salón, es exquisito, su croissant es el más rico de París. A la hora de salir a pasear, están las calles de Marais, que son un deleite para los cinco sentidos (2 rue des Guillemites; +33 1 42 76 88 99; hoteldupondsmith.com; A 270- 770 €; desayunos 12- 25€).

Típica calle de Le Marais. Foto: Dupond-Smith.

Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: Dupond-SmithDavid Suárez Fernández