De compras por el barrio Chino y encuentro con un político importante de Buenos Aires

Junto a uno de los "leones de Buda" en el Barrio Chino de Buenos Aires.
Reading Time: 2 minutes

Eros nos acompañó de compras por el barrio Chino, uno de los más entretenidos de Buenos Aires. En este año de elecciones, nos cruzamos con uno de sus gobernantes.

Hoy arde Madrid, el resto del reino de España está en alerta naranja, y mientras allí los animales humanos y no humanos están agalbanados, nosotros disfrutamos del invierno porteño; esto es debido al calentamiento global, la revista Nature reveló hoy que es el más cálido de los últimos 2.000 años. Fuimos con mi pareja a comprar al barrio Chino. Entramos con Eros a este curioso rincón de Buenos Aires por su puerta, traída desde China y ubicada en la esquina de las calles Juramento y Arribeños. Durante la década de los años 80 allí se establecieron familias de inmigrantes asiáticos, principalmente de Taiwán. Familias chinas, japonesas y taiwanesas cambiaron la atmósfera del barrio con sus propuestas gastronómicas, supermercados y comercios de artículos económicos made in china. A pocos pasos, el consumismo del lugar contrasta con las enseñanzas filosóficas del templo budista de la calle Montañeses.

Escampó y salimos a pasear por Buenos Aires.

Eros cautivó a uno de los políticos más importantes de Buenos Aires 

Como de costumbre, estábamos con Eros. Mi pareja entró en las tiendas mientras nosotros nos quedamos fuera. En un momento, nos tocó esperarlo junto a uno de los leones de Buda. Creo que llamamos la atención, no sería por mi figura aquijotada envuelta en mi gabardina Burberry sino porque Eros brillaba, lo bañé por la mañana. Contemplando el nuevo viaducto Mitre, entre el gentío, me fijé en un señor; por su carisma, presentí que era alguien importante. Justo llegó mi pareja y me hizo saber que se trataba de Diego Santilli, Vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Ministro de Justicia y Seguridad de dicha capital. Santilli conversó con los ciudadanos y ciudadanas. Le conté acerca de mi proyecto, se prestó encantado a retratarse con Eros y se guardó mi tarjeta de visita. Me resultó encantador.

Con nuestras instantáneas inéditas, continuamos tentándonos con la oferta del supermercado Casa China. En este barrio se encuentran muchos insumos que no se venden en otra parte. Acostumbrado a comprar en Europa, cuesta creer que aquí no haya también de todo. En Buenos Aires hay que saber donde están los tesoros. Para no perderte nuestras experiencias, síguenos de cerca a través de mi blog y en Instagram (@dog_friendly_traveler).


Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: Sergio Crohare