Huk beach, la playa natural más bonita de Oslo

Reading Time: 2 minutes

En Huk beach recuperamos fuerzas para seguir nuestra travesía por el fiordo de Oslo.

Nos bañamos en Huk beach, la playa natural más bonita de Oslo; los perros son bienvenidos (tiene restaurante; pago en efectivo). Eros nadó entre gansos. Una gaviota reidora nos miró. Hasta aquí también se puede llegar en el autobús número 30; un sendero de pinos y enebros te llevan hasta la playa. En verano está llena. Volvimos a remar.

Huk beach
Gaviota reidora.
Oslo Kayak Tours
Desde la proa, Eros disfrutó de las mejores vistas.

A las afueras de la península de Bygdøy, llegamos hasta un islote donde está el restaurante Dyna Fyr; tiene un salón y una terraza con vistas (durante la comida y la cena sirven pescado y marisco fresco; el menú está en noruego; reservas desde 2 a 40 personas; el transfer se hace en barco desde el ayuntamiento).

Dyna Fyr
Detrás, el restaurante Dyna Fyr.

Me encantó descubrir el fiordo, un espacio de libertad que invita a ser disfrutado al máximo. Después de tres horas de kayak, mientras colocamos las canoas en su sitio y nos cambiábamos, Eros se echó a dormir entre la ropa; la travesía lo agotó. Agradecí a Annett su magnífica dedicación, atenciones y por compartir con Dog Friendly traveler sus rincones preferidos del fiordo. Eros se despidió de ella con cariño.

Kayak Oslo Tour
Eros después de la travesía.

Las rutas ‘sightseeingtours’ para hacer con Annett Brohmann, instructora y cocinera amateur de Oslo Kayak Tours, son todas muy tentadoras (3 hs /108 € y 4 hs/124 €; también ofrece tour con cocina nórdica en el kayak o en la playa, 172 €). Puedes conocer ahora más detalles de esta aventura, vivida en verano, haz clic aquí.


Texto: Christian Oliva-Vélez
Fotos: David Suárez